Xisca Perelló, el talismán de Rafa Nadal

Rafa Nadal, el mejor deportista español de nuestra historia, volvió a hacer historia una vez más en el torneo de Roland Garros alzándose, por novena vez, campeón. Se trata de su quinto Roland Garros de forma consecutiva y su decimocuarto Grand Slam igualándose con Sampra. Una gesta histórica, de leyenda que sólo Rafa es capaz de conquistar.

El mallorquín no pierde el entusiasmo ni la ambición, por ello, tras proclamarse vencedor con Novak Djokovic, no pudo evitar la emoción y rompió en lágrimas. Nadal quiso celebrar el triunfo con los suyos que se encontraban en las gradas.

Entre ellos estaba su novia Xisca Perelló, el talismán del deportista. Siempre muy discreta y tímida, Xisca suele mantenerse en un segundo plano dejando la fama para su chico y acompañándole en las grandes finales. Pero en esta ocasión, decidió darlo todo por su novio y se la vio muy activa al lado de su cuñada María Isabel, animando y celebrando cada punto.

Forman una pareja muy consolidada. Casi una década de amor y muy bien aceptada por la familia de él, Xisca y Rafa forman un tandem perfecto, y ella sabe cuando él puede necesitarla y no falta. Además de su hermana y novia, su madre, demás familiares, y algunos amigos vieron como Nadal se convertía en leyenda.

La infanta Elena, gran fan del tenista, tampoco faltó en la final para mostrar su apoyo. Muy discreta, la infanta se mostró como una seguidora más haciendo fotos con su móvil a su ídolo. Como es habitual en estas ocasiones, Elena llevaba en su vestimenta una pulsera de la bandera de España, dando muestra de su apoyo a su país.

Otros rostros conocidos de todo el panorama internacional tampoco quisieron perderse el gran evento, entre ellos el actor Jean Aujardin y la modelo Natalia Vodianova, acompañada de su pareja Antoine Arnault.

 

Déjanos tus Comentarios