Victoria Federica y su discreta visita a Gonzalo Caballero

Victoria Federica se ha mostrado muy afectada por el estado de Gonzalo Caballero y ha acudido a verle al hospital.

Victoria Federica se ha mostrado muy afectada por el estado de Gonzalo Caballero y ha acudido a verle al hospital.

Este fin de semana ha sido complicado para Victoria Federica. El pasado 12 de octubre la joven acudía a la plaza de toros de Las Ventas para asistir a lo que pensaba que sería el regreso de su gran amigo Gonzalo Caballero a este lugar, donde sufrió su última cornada.

La alegría se tornaba angustia cuando de nuevo la historia se repetía. Al entrar a matar, el toro corneaba al torero y tenían que sacarle de la plaza herido de gravedad. Tanto fue así que tuvo que ser intervenido en la propia enfermería, a donde acudió Victoria para conocer de primera mano qué había sucedido.

La pesadilla de Gonzalo Caballero

El sueño de Gonzalo se tornó en pesadilla, la historia se repetía al ser corneado por el primer toro de la tarde.

El sueño de Gonzalo se tornó en pesadilla, la historia se repetía al ser corneado por el primer toro de la tarde.

Las noticias no eran nada buenas. Tras la rápida intervención en la plaza, que luego hemos podido saber que salvó la vida del torero, fue trasladado al hospital San Francisco de Asís, donde le llevaron de nuevo a quirófano. Esta segunda operación duró tres horas y de ahí fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Desde entonces, Gonzalo ha ido evolucionando muy lentamente, pero por suerte siempre de forma favorable. Pudieron retirarle la sedación y la respiración asistida y el último parte médico informa que «se encuentra consciente, respirando espontáneamente, iniciando alimentación, sin fiebre y con buena evolución de heridas quirúrgicas».

La preocupación de Victoria Federica

A pesar de ser momentos delicados, o precisamente por ello, Victoria se ha volcado en sus amigos.

A pesar de ser momentos delicados, o precisamente por ello, Victoria se ha volcado en sus amigos.

A pesar de esta leva mejoría, la preocupación en el entorno del torero es máxima. Junto a él han estado en todo momento su madre y sus hermanos, así como sus amigos más cercanos. Evidentemente Victoria no podía faltar en ese círculo. Aunque nunca han llegado a confirmar su relación, lo cierto es que durante mucho tiempo fueron muy cercanos y se desconoce si siguen siéndolo.

Eso sí, para no crear un gran alboroto, Vic ha intentado que su presencia pase lo más desapercibida posible, acudiendo al hospital a medio día, un horario en principio no dedicado a visitas. Mientras espera para conocer la evolución del joven de 27 años, Vic continúa con sus rutinas, quedando con sus amigos y acudiendo al centro en el que acaba de comenzar sus estudios de formación superior.

Déjanos tus Comentarios