Victoria Federica se despide de Rodrigo I de España

Victoria Federica ha mandado a su cerdo vietnamita a una granja escuela.

Victoria Federica ha mandado a su cerdo vietnamita a una granja escuela.

Hay decisiones que, no por lógicas, son menos difíciles de tomar. Eso ha debido pensar Victoria Federica que ha tenido que decir «adiós» a su fiel Rodrigo I de España, el cerdo vietnamita que sus amigos le regalaron durante la celebración de su 18 cumpleaños.

Así, la universitaria ha decidido que el cerdito merecía una vida mejor, con mayores comodidades y por eso le ha mandado a una granja, para que corretee sin miedo y pueda cumplir su sueño de ser cerdo en semilibertad, sin las constricciones de un piso de Madrid.

Victoria Federica, ¿es un adiós o un hasta siempre?

Victoria Federica subió esta foto con Rodrigo I de España. / Redes sociales.

Victoria Federica subió esta foto con Rodrigo I de España. / Redes sociales.

Tener un cerdo en casa no es sencillo, así se lo ha contado Victoria a la revista Vanity Fair, que le dedica un especial reportaje en el número de este mes. El animalillo está considerado especie invasora, por lo que según la normativa es ilegal tenerlos como mascota. Además requiere muchos cuidados y ahora mismo Vic está comenzando una nueva vida, cargada de compromisos sociales por lo que no puede dedicarle todo el tiempo que requiere.

Por ello ha decidido enviarle a una granja escuela, para que allí crezca y se desarrolle con libertad. Se despide, quien sabe si hasta siempre o podrá ir de visita, de uno de los grandes protagonistas de su puesta de largo. Su imagen, envuelto en una bandera de España y en los brazos de la propia Victoria, dio la vuelta al mundo.

El cerdo vietnamita, el más famoso

Eugenia lloró mucho la pérdida de su cerdo Bacon. / Instagram: @eugeniamartinezdeirujo

Todavía mucha gente considera las mascotas como regalos, no como compañeros de viaje, por lo que no es la primera vez que pasa algo así. De hecho algunos medios señalan que la historia se repite, ya que Tana Rivera tuvo el mismo regalo, y sucedió lo mismo. 

No siempre sucede así. El cerdo vietnamita más famoso del mundo perteneció al actor George Clooney. Junto a él paseaba y disfrutaba de su éxito en Hollywood hasta que el pobre Max pasó a mejor vida a una edad avanzada. Algo similar sucedió con el pobre Bacon, aunque en este caso se trataba de un cerdo tradicional. Eugenia Martínez de Irujo se llevó un duro golpe cuando su mascota falleció.

Déjanos tus Comentarios