Victoria Federica: hípica y comida con la familia de Gonzalo Caballero

Victoria Federica y Gonzalo Caballero cada día más unidos

Victoria Federica y Gonzalo Caballero cada día están más unidos. Han estado en el Hipódromo con amigos comunes.

Ellos prefieren dar la callada por respuesta, pero su círculo íntimo se empeña en asegurar que lo que hay entre Victoria Federica y Gonzalo Caballero es solo una amistad. Sea como fuere, lo cierto es que la hija de la infanta Elena y el diestro comparten cada vez más tiempo. Se divierten juntos, tienen el mismo grupo de amigos, les interesan cosas similares… Además, en cada una de sus apariciones conjuntas derrochan complicidad. De hecho, son muchos los que esperan que el próximo 9 de noviembre hagan oficial lo suyo durante la esperada puesta de largo de la joven tras la mayoría de edad.

Mientras esa importante fiesta llega, Victoria Federica y Gonzalo se mantiene ajenos a la expectación que despiertan. Eso sí, no se separan. El fin de semana lo han pasado juntos, divirtiéndose en el Hipódromo de la Zarzuela, donde disfrutaron de las reñidas carreras. Se trata de uno de los lugares preferidos de la ahijada del rey Felipe VI, que se deja ver por allí con mucha frecuencia. La niña adora a los caballos y es, además, muy buena amazona, al igual que su madre.

Recibida con los brazos abiertos

Sin embargo, esta no fue una cita romántica para dos. No estuvieron solos. Mientras que él llegó conduciendo su propio coche con su compañero, el novillero Carlos Ochoa, ella hizo lo propio con su amiga Rocío Laffón. Pero lo llamativo de todo es que esta cita no era solo de amigos. También se unieron familiares como la madre de Gonzalo Caballero, Chiqui del Hoyo, su hermana, Virginia, y su cuñado, Juan Antonio Romero.

Todos ellos demostraron llevarse a las mil maravillas con la hija de Marichalar, quien es ya una más dentro de la saga. De hecho, una vez que las carreras terminaron, juntos pusieron rumbo a uno de los locales de moda de Madrid, Sinsombrero. Un restaurante en el que degustaron un chuletón y permanecieron hasta bien entrada la tarde hablando y riendo sin parar.

Déjanos tus Comentarios