Victoria Federica, muy cariñosa con su abuelo

Victoria Federica a su llegada a Las Ventas

Victoria Federica a su llegada a Las Ventas

Poco a poco Victoria Federica se está convirtiendo en uno de los miembros más populares de la familia real. La hija menor de la infanta Elena cada vez tiene una vida social más intensa y por ello no es raro verle disfrutando de su tiempo de ocio con sus amigos.

Citas con el tenis o con la Feria de Abril, donde celebró su primer gran acto público. Fue la madrina de honor de la XXXIV Exhibición de Enganches. Eso sí, donde más habitual es verla es en la plaza de toros, una de sus grandes aficiones, que comparte con su abuelo y con su madre. Precisamente en la plaza de toros de Las Ventas, en la corrida celebrada por San Isidrio, se ha encontrado con ambos.

Victoria Federica, muy unida a su familia

Victoria Federica abrazando a su abuelo al encontrarse en Las Ventas

Victoria Federica abrazando a su abuelo al encontrarse en Las Ventas

Uno de los rasgos que más suele destacarse de Victoria es lo unida que está a su familia. Siempre que se deja ver en público con alguno de ellos, se muestra muy cercana y cariñosa. Por ejemplo, tras el tenso enfrentamiento entre las reinas Letizia y Sofía, ella se dejó ver junto a su abuela, cogiéndole de la mano, mostrándole así su apoyo incondicional.

Esta vez ha sido al encontrarse con su abuelo, el rey Juan Carlos, cuando la joven ha mostrado una vez más su lado más cariñoso y familiar. Abuelo y nieta se fundían en un tierno abrazo al encontrarse en la puerta de la plaza de toros. Un sincero gesto que pone de manifiesto la buena relación que tienen en la familia del rey.

Siempre pendiente de todos

Victoria Federica junto a su madre, la infanta Elena, que también acudió a la plaza

Victoria Federica junto a su madre, la infanta Elena, que también acudió a la plaza

Como hija de padres divorciados, no es fácil para Victoria repartirse entre ambos. Sin embargo tanto ella como su hermano han aprendido a dividir su tiempo. Ambos están muy unidos a su madre, pero también a su padre, por quien han mostrado gran devoción.

Siempre que pueden pasan tiempo con ellos y, de hecho, durante la Exhibición de Ensanches, ninguno de los dos quiso perderse este gran momento tan especial para su hija. De hecho este ha sido el momento en el que Victoria ha demostrado que ha heredado lo mejor de cada uno, demostrado ser, a pesar de su juventud, una mujer elegante, bella y profesional.

Déjanos tus Comentarios