Úrsula Corberó a través de los ojos de Chino Darín

Úrsula Corberó Chino Darín

Úrsula Corberó fotografiada por Chino Darín en sus últimas vacaciones/ Redes sociales.

Cuando comenzaron su romance no quisieron confirmarlo. Tal vez tenían miedo de que se gafara al hacerlo público. Sin embargo con el paso del tiempo, Úrsula Corberó y Chino Darín han dejado de esconderse y han empezado a presumir de romance en las redes sociales. Una libertad que Úrsula nunca se tomó con su anterior pareja, con quien nunca se mostró tan abierta en público.

Cada vez es más habitual verles compartir fotos el uno del otro y, sobre todo es habitual que Úrsula suba fotos suyas hechas por su pareja. Y por qué no hacerlo, él hace unas fotos estupendas y ella sale maravillosa en todas. Desde luego no hay mejor forma de verse a una misma que a través de los ojos de tu enamorado.

Juntos, revueltos y lo que surja

Úrsula Corberó Chino Darín

Úrsula en Barcelona, la ciudad que ama, fotografiada por el hombre que ama. / Redes sociales.

Para Úrsula y Chino es esencial pasar juntos el mayor tiempo posible. Esto a simple vista parece evidente, pero con la profesión que comparten no es nada sencillo. Los tiempos de los actores y las actrices son especiales. Pueden encadenar muchos trabajos seguidos y pasar bastante tiempo sin que surja ningún proyecto atractivo.

En el caso de esta pareja parece complicado cuadrar agendas ya que ambos están en alza en sus carreras. Sin embargo esto no es problema para ellos. Las escapadas y los viajes juntos son constantes y lo cierto es que parece que su sistema les funciona de maravilla ya que cada día parecen más enamorados. Cada vez que son captados por los fotógrafos, las sonrisas y las muestras de cariño son la tónica general.

La mejor musa para el artista

Úrsula Corberó Chino Darín

¿Puedo ser tu musa Chino Darín?“, pregunta Úrsula bajo esta foto. Parece ser que ya lo es/ Redes sociales.

La fotografía es una de las muchas pasiones de Darín. En este caso no es que se haya enamorado de su musa, es más bien que su enamorada se ha convertido en su musa. Esta es otra de las aficiones que tienen en común ya que, si bien parece que Chino no se cansa nunca de hacerle fotos a su chica, parece que ella tampoco se va a cansar pronto de posar para él. Gracias a ello podemos colarnos un poquito en su relación y disfrutar de lo bien que se lo pasa la pareja en sus ratos juntos.

Déjanos tus Comentarios