Thalía, ¿el peor vestido de novia de la historia?

Thalia boda

Thalía y Tommy Mottola se casaron en la Catedral San Patricio de Nueva York, el evento más esperado del nuevo milenio junto al efecto 2000.

La artista mexicana se ha convertido en la sensación del momento en Internet. Su gestión del vídeo “me escuchan, me oyen, donde Thalía hablaba con sus fans a través de Instagram es ya un fenómeno viral. Una muestra de lo activa que se muestra siempre en las Redes Sociales y de su gran sentido del humor. Un excelente momento para ella, al que se suma el éxito de su single No me acuerdo, junto a Natti Natasha.

Una frase que quizás la propia Thalía haya pensado a sus 47 años. Intentando olvidar algunos errores del pasado, por ejemplo el día de su boda. El enlace entre Ariadna Thalía Sodi Miranda, su verdadero nombre, fue una fiesta por todo lo alto. La cantante contraía matrimonio con Tommy Mottola, famoso productor musical de Universal Music. Una boda a la que no faltaron personalidades como Jennifer Lopez, Julio Iglesias, Marc Anthony, Bruce Springsteen o Barbra Streisand. Todo un despliegue de famosos, donde el protagonismo no fue en absoluto para la novia.

“El vestido era kilométrico”

Thalia boda

La estructura del vestido hizo que fueran necesarias cinco personas para ayudarle a subir las escaleras.

El rey del evento, quién acaparó todos los flashes y del que aún se continua hablando, fue el vestido nupcial. Los casi 18 años transcurridos desde aquel 2 de diciembre de 2000 no han hecho que merme la impresión que causó el traje nupcial de Thalía. La sociedad se dividió en dos bandos, los que adoraban este diseño y los que creían que el milenio no había comenzado con buen pie en cuestión de estilo. La prensa de la época lo encumbró como una obra de arte fiel al estilo nada discreto de la novia. Mientras otros lo incluyen todos los años en los peores vestidos de novia de la historia.

Una afirmación demasiado severa para una creación que ha traído tanta suerte en su matrimonio a la cantante. Sea como sea, lo que quedó claro ese día de invierno es que Thalía se vistió con su diseño soñado. Se trataba de su primera boda, un momento muy especial para el que confió en Mitzy. El reconocido diseñador mexicano fue el creador de este histórico icono de la moda nupcial. “El vestido era kilométrico, pero ella se atrevió a cumplir su sueño”, explicaba el propio diseñador.

Thalía, una emperatriz del siglo XXI

Thalia boda

La cantante, en la imagen junto a su familia, acaba de cumplir 47 años. /Redes Sociales.

El vestido de Thalía era una gran fusión de estilos. El origen mexicano de la novia, su pasión por el brillo y su sueño de sentirse una princesa. El diseño estaba formado por un cuerpo ajustado tipo corpiño, con un volante en la zona del pecho. La falda, con un amplio volumen, partía de la zona de la cadera para abrirse hacia una espectacular cola de 17 metros. El vestido estaba inspirado en los trajes del siglo XIX de Carlota, mujer de Fernando Maximiliano José María de Habsburgo-Lorena, segundo emperador de México.

Una creación elaborada a base de seda, raso y tul, con diamantes y perlas. Además, al final de los 17 metros de cola se encontraban bordadas en diamantes las iniciales de los contrayentes, T y T. Un traje nupcial que pesaba alrededor de 70 kg y costó más de 350.000 euros. Sin embargo Thalía, al contrario que otras novias como Lourdes Montes, parece seguir muy orgullosa de su elección 18 años después. El broche de oro a una bonita historia de amor que nació gracias a Emilio Estefan marido de Gloria Estefan. Él fue el encargado de presentar a sus dos amigos en una cita a ciegas. Ahora, forman una feliz familia junto a sus dos hijos Sabrina Sakae y Matthew Alejandro.

Déjanos tus Comentarios