Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

El terciopelo es una de las tendencias que más se han llevado a lo largo del tiempo.

Desde finales de 2017, el terciopelo volvía a nuestras vidas instalándose poco a poco en el armario de casi cualquier amante de la moda. Eso sí, como todas las tendencias, se situaba en primera línea habiendo experimentado cambios y variables en su forma de llevarlo. Y en consecuencia, comenzaban a surgir detractores y amantes de un tejido que cuenta con un complicado proceso de cuidado.

Contra: complicado de lavar

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

El terciopelo es un tejido que, con el tiempo, puede cuartearse o endurecerse.

El terciopelo es un tejido con el que hay que tener especial cuidado a la hora de lavarlo; es inevitable que con el tiempo se pele o manche. Lo más aconsejable es leer la etiqueta de la prenda y actuar conforme a ella. Sin embargo, lo que nunca se puede hacer es poner prendas de terciopelo en la secadora pues se podrían encoger y dañar, así como tampoco es recomendable plancharlas.

Contra: poca resistencia al agua

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

El terciopelo es un material que necesita cuidados especiales.

Como hemos comentado, el terciopelo es un material difícil de lavar. Esto se debe a la escasa o nula relación que guarda con el agua. Será complicado encontrar bañadores hechos de terciopelo; el resultado de este tejido mojado no es precisamente agradable a la vista y al tacto, además tarda bastante tiempo en secar.

Contra: difícil de fotografiar

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

Fotografiar prendas oscuras resultará muy difícil en el caso del terciopelo. / ZARA.

El terciopelo es un tejido que absorbe la luz por lo que las imágenes nunca salen con el color real de la prenda. En el caso de las tonalidades oscuras esto no supone un problema pues al fin y al cabo todas suelen aparecer negras, aunque sin brillo. Sin embargo, en los verdes o rojos brillantes, el resultado de las imágenes será mucho más apagado de lo que es en la realidad.

Contra: aporta volumen

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

Dependiendo de la prenda, este material puede convertirse en un enemigo a la hora de disimular curvas.

Si quieres llevar terciopelo evita hacerlo en pantalones. Se trata de una pieza bastante recia y es complicada de lucir. Será mucho mejor apostar por el terciopelo en las prendas superiores, así como en vestidos o en último caso, en faldas. Además dependiendo del corte de la prenda, el terciopelo se ajustará más o menos a nuestras curvas por lo que no es un tejido que disimule precisamente.

Pro: comodidad

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

El último desfile de Elie Saab tuvo como protagonista a este material. / Redes sociales.

Si hay un tejido tan cómodo como el punto, ese es el terciopelo. Este material es muy flexible por lo que llevarlo supondrá liberarte de una prenda que te apriete y apenas te deje respirar. No hablamos de un tejido con el que puedas dormir o hacer deporte, pero sí se acerca mucho al material con el que se realizan estas actividades.

Pro: estilo 

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

Una opción ideal para hombres es lucir el terciopelo en chaquetas de traje.

El terciopelo fue el tejido estrella de los años noventa. Artistas como Prince lucieron esta prenda en sus vertientes minimalistas, lisas y con patrones limpios y geométricos. La moda siempre vuelve, pero versionada, por lo que lucir una prenda de terciopelo será sinónimo de dar una lección de estilo.

Pro: muy combinable

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

No solo en prendas de ropa, el terciopelo puede vestir también zapatos de tacón.

El terciopelo es de esos materiales que combina con cualquier otro tejido. De hecho, aunque en España no es tan solicitado, los británicos tienen auténtico fetiche. Queda realmente bien con tejidos tejanos y de gasa. Además en el caso del terciopelo negro, una opción ideal será mezclarlo con prendas de lana o una gabardina.

Pro: apto para cualquier época

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

En vestidos de este estilo, el terciopelo resulta un tejido que no aporta tanto calor.

A pesar de que aparentemente parezca un tejido cálido apto para el invierno, las tendencias no dicen lo mismo. Al ser muchas y muy variadas las prendas diseñadas con este material, podemos contar con vestidos o tops veraniegos de terciopelo que resulten de lo más fresquito para la altas temperaturas.

Nuestra opinión

Terciopelo: los pros y contras de la tendencia más extendida

El terciopelo resulta un material original cuyas posibilidades para lucirlo son innumerables. / Redes sociales.

Consideramos que el terciopelo es un tejido diferente y original que bien cuidado puede dar a tus looks un toque completamente diferente. Su facilidad para combinarlo y el hecho de que siga siendo tendencia conforme pasan los años, le hace ser un imprescindible en tu armario ya sea en forma de vestido, blazer o top.

Déjanos tus Comentarios