Eugenia Martínez de Irujo asegura que su hija Tana está perfectamente

Tana Rivera

A pesar de sus hospitalizaciones, Tana Rivera se encuentra en perfecto estado de salud.

La hija de Eugenia Martínez de Irujo y de Francisco Rivera Ordoñez, tuvo que ser hospitalizada de nuevo el pasado 13 de abril. Su madre ha roto su silencio y ha lanzado un mensaje tranquilizador sobre el estado de salud de su hija Cayetana.

Este último episodio que llevó a Tana Rivera hasta el hospital, ha producido que tanto la joven como su madre, cambiaran sus planes de Semana Santa. Ambas se han quedado en España, aunque cada una en una punta.

Tana Rivera no tiene ningún problema grave de salud

Tana Rivera

Eugenia está pasando por un buen momento junto a su marido Narcís Rebollo y afortunadamente su hija no tiene ningún problema de salud tal y como ella misma ha declarado.

Durante las pasadas navidades, la joven Tana tuvo que ser hospitalizada debido a un desmayo, tan solo cuatro meses después ha vuelto a sufrir un desvanecimiento que la llevó de nuevo al hospital. Tras varias pruebas médicas fue dada de alta y, según Vanitatis, ese mismo día acudió a una copiosa fiesta.

Su madre ha querido lanzar un mensaje tranquilizador sobre el estado de salud de su hija. «Tana se encuentra perfectamente. No hay que alarmarse. Está ahora conmigo y con su vida habitual», aseguraba la hija de la duquesa de Alba para el mismo digital. Fue tajante para terminar con los rumores del posible delicado estado de salud de Tana. Ambas han pasado la Semana Santa separadas y Eugenia quiso reforzar su figura de madre, «como comprenderás, si mi hija hubiera estado mal, no me habría marchado a ningún lado».

Los cambios de última hora de Tana y Eugenia

Tana Rivera

Tana Rivera viajó hasta Sevilla durante la pasada Semana Santa para estar con su padre.

Tana Rivera tenía programado un viaje junto a su madre por la costra oeste estadounidense para disfrutar de la preciosa costa californiana y de los paisajes únicos del lugar. Sin embargo, debido a su desvanecimiento, ambas decidieron cancelar el viaje y quedarse en España.

La joven viajó hasta Sevilla para estar son su padre pero quiso alejarse de los focos y no aparecer en las instantáneas. Al parecer, viajó hasta las playas del Puerto de Santa María para relajarse. Eugenia decidió tomar el rumbo opuesto y viajar hasta Galicia junto a su marido, Narcís Rebollo. Menos mal que todo quedó en un susto y que Tana se encuentra haciendo vida normal.

Déjanos tus Comentarios