Tamara Gorro habla de su paso por el quirófano y sus retoques

Tamara Gorro habla de su paso por el quirófano

Si hay una famosa dispuesta a sincerarse con sus seguidores, esa es Tamara Gorro. La mujer de Ezequiel Garay no duda en contar a su familia virtual todos los detalles de su vida. Su canal de Youtube es una auténtica fuente de información que hace las delicias de sus followers. Ahora mismo, la empresaria cuenta con casi 350.000 suscriptores en su canal.

“Hoy traigo un vídeo de esos polémicos“, decía hace unos días la influencer. Y es que Tamara Gorro no dudaba en contestar a las preguntas de sus seguidores en redes sociales sobre un tema muy controvertido: las operaciones y retoques de cirugía estética. En él, reconocía abiertamente haberse operado y contaba detalles sobre cómo había sido su experiencia.

¿Qué se ha operado Tamara Gorro?

Tamara Gorro en una imagen de archivo.

La mamá de Shaila y Antonio reconocía haberse operado labios y el pecho; además, se ha puesto inyecciones en el rostro. ¿Me he pinchado la cara? La respuesta es sí. Cuando empecé en la tele, tenía 19 años. Yo la boca me la veía un poco de periquito. Yo quería aumentármela un poquito. Eso fue cuando empecé en la televisión”, relataba Tamara Gorro.

Cuando me fui a Rusia, me dijeron que allí había un centro estético maravilloso. Me dijeron que lo hacían fenomenal, y fui para aumentarme un poco el labio, pero solo un poquito, porque no me gusta lo exagerado. No lo critico, pero no me gustaría vérmelo a mí (…) Sobre las vitaminas, ya que estaba en Rusia, también me lo quise hacer. Me dijeron que no paralizaba la músculo, me dijeron que regeneraba porque penetra directamente en la piel. Esto no me lo he vuelto a hacer. Hay veces que prefiero lo natural“, explica sobre su experiencia en el vídeo.

Se sincera sobre su operación de pecho

Tamara Gorro habla de su paso por el quirófano

La también escritora no tiene reparos en hablar de cómo y por qué se aumentó el pecho nada más alcanzar la mayoría de edad: “Yo tenía un complejo, con el tema del pecho lo pasaba realmente mal“. Eso sí, también reconoce que es sacrificado, ya que se somete continuamente a revisiones anuales. “A pesar de que me he operado el pecho, no me voy a cambiar las prótesis del pecho. Voy anualmente a una revisión. De los 18 años que me operé el pecho a los 31 que tengo ahora me dicen que todo va estupendamente“, señala.

Déjanos tus Comentarios