Analizamos la personalidad de Tamara Falcó mediante sus gestos

Nadie quiso perderse la fiesta "Personaje del Año 2017" de Vanity Fair

Tamara Falcó, muy guapa con un vestido de flores en unos premios.

Aunque es famosa desde la cuna, Tamara Falcó ha sabido conquistar por méritos propios. Su carácter espontáneo y divertido no deja indiferente a nadie. Los que mejor la conocen creen que esa autenticidad es la única clave de su éxito. Sin embargo, desde la revista LOVE nos hemos puesto en contacto con un experto en comunicación no verbal para conocerla más a fondo. Así, tras ver varios vídeos de sus apariciones televisivas, José Luis Martín Ovejero (www.martinovejero.com), destaca los siguiente.

«Lo más expresivo en su comunicación corporal es su rostro,  el medio más fiable para exteriorizar nuestras emociones primarias. En ella destacan dos emociones: la alegría y la sorpresa. Es como si el mundo la estuviera constantemente sorprendiendo y sus reacciones tienen una tendencia automática hacia la felicidad. Nos encontramos con una joven optimista con alma de niña que descubre cada día el universo», comenzaba a decir.

Exhaustivo análisis

Tamara Falcó, Bertín Osborne y Jacinta

«Necesita dar y recibir afecto como respirar. Lo deducimos de su necesidad constante de contacto físico. Por ejemplo, durante la entrevista que dio en Mi casa es la tuya, se aferra con fuerza o no deja de acariciar a Jacinta, su perrita«, comentaba.

«En reiteradas ocasiones su mensaje verbal es entrecortado y poco fluido, con un excesivo tiempo de respuesta. Esto podría deberse a muchas circunstancias: desde que está midiendo y sus palabras hasta que su pensamiento va tan rápido que le cuesta ordenar las ideas», apuntaba.

No quiere hablar de chicos

Tamara Falcó con Marco Noyer, una de sus relaciones más duraderas.

«Un tema parece avergonzarla por encima de cualquier otro es sus relaciones de pareja. Es de los pocos momentos en los que la he visto retirar y bajar la mirada, tratando de perder el canal visual con quien la hacía avergonzarse. Es como si intentara escapar de la situación, del momento y del lugar por unos instantes», recalcaba.

«Por la desviación de su mirada cada vez que la preguntan, en general sí parece sincera dado que una mirada directa al entrevistador mientras escucha la pregunta y responde suele ser un indicio de respuesta preparada«, zanjaba.

Déjanos tus Comentarios