El homenaje de Tamara Falcó a Mario Vargas Llosa

Tamara Falcó posando como madrina de la LG Signature Artweek.

Desde que se hizo pública la relación de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, una de las primeras personas que apoyó públicamente este amor fue la hija de ella, Tamara Falcó. La joven conectó enseguida con el Nobel de Literatura. Además, es el miembro de la familia que más le conoce puesto que convive con él y con su famosa madre en el chalet que la filipina posee en la exclusiva urbanización de Puerta de Hierro.

«Mario es una persona superdisciplinada, da gusto vivir con él. Tiene sus rutinas y es capaz de hacer calendarios con seis meses, e incluso un año, de adelanto. Es una auténtica maravilla tenerle cerca. Nos gusta sentarnos juntos a ver series. Además, estoy encantada porque tiene muchos detalles románticos y de cariño con mi madre. Siempre la está cuidando y alabando, es una gozada», nos comentaba.

El agradecimiento de Tamara Falcó

La camiseta que ha puesto a la venta Tamara Falcó. / TFP.

«Mario egenial. Siempre te hace sentir bien, tiene buenas palabras para todos, habla con todo el mundo… Es la alegría de la huerta y a mi madre le hace mucho bien. Ella iría de cena de postín en cena de postín, pero Mario la obliga a coger un taxi, a ir al cine… Le hace vivir la vida», comentaba la divertida Tamara en el programa de Bertín Osborne. No cabe duda de que le ha recibido con los brazos abiertos y sin prejuicio alguno.
Tal es la sintonía que tiene con el escritor que ha querido rendirle homenaje en su nueva andadura. La única hija del marqués de Griñón e Isabel Preysler ha lanzado una colección de ropa, TFP. En esta propuesta estilística, ha puesto el nombre de Mario a una camiseta. En esta prenda, hecha de algodón 100% orgánico y con un precio de 42 euros, ha serigrafiado el título de uno de los libros más populares del peruano: Travesuras de la niña mala. Debajo, el nombre del autor.

Un momento especial

Julio José Iglesias

Isabel Preysler reunirá en Madrid a todos sus hijos, excepto a Chábeli, para pasar la Navidad.

Tamara estaría encantada de que Isabel y Mario pasaran por la vicaría ahora que el peruano ya tiene el divorcio de su ex, Patricia Llosa. Sin embargo, tampoco les presiona, porque ve que su madre está disfrutando mucho de esta bonita etapa. Un noviazgo con el que sus protagonistas están encantados y se lo han tomado como una segunda juventud.

Además, ahora la auténtica protagonista de la familia es Ana Boyer. La menor del clan está embarazada por primera vez y todos los ojos se centra en ella. Un año después de contraer matrimonio con Fernando Verdasco van a convertir a Preysler en abuela por quinta vez.

Déjanos tus Comentarios