¿Cómo han cambiado los niños de “Stranger Things”?

Stranger Tjings

Ya no tan niños, los protagonistas de Stranger Things son ya un grupo de adolescentes.

Han pasado tres años desde que vimos desfilar por primera vez a los jóvenes protagonistas de Stranger Things por la alfombra roja. La tercera temporada de la serie ya está aquí y hemos echado la vista atrás para ver cómo han cambiado los que antes eran niños y hoy son adolescentes.

Lo cierto es que para los adultos tres años no son nada, pero a estos jóvenes en tres años les ha cambiado la vida de forma radical. Además de sus costumbres, también han cambiado físicamente.

Millie Bobby Brown, icono de estilo 

Millie Bobby Brown

Millie Bobby Brown es el personaje más popular y también es una de las actrices que más ha cambiado.

La que da vida a Once en la serie es una auténtica quinceañera y lo cierto es que desde que entró en la industria apunta maneras. Antes de convertirse en uno de los personajes más conocidos de Stranger Things, hizo otros papales en televisión, pero sin duda fue su papel en la serie el que la convirtió en una estrella de Hollywood con tan solo 12 años.

Ahora la joven ya tiene 15 y no es por recurrir a los tópicos, pero es toda una mujer hecha y derecha. Las primeras fotos de Millie Bobby Brown en la alfombra roja hablaban de timidez, infancia y dulzura. Ahora la joven da pasos firmes haciendo gala de su talento y de su indudable don de gentes.

Los niños de Stranger Things

Stranger Things

Así es como eran los actores de la serie al terminar de rodar la primera temporada. Los cambios físicos que han sufrido son más que evidentes.

Finn Wilfhard, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin, Noah Schnapp son Mike, Dustin, Lucas y Will respectivamente en la ficción. Tres años no son nada, sin embargo, parece que en la preadolescencia tres años son un mundo. Los cambios que se han producido en los jóvenes actores de Stranger Things convertidos hoy en estrellas, son más que evidentes.

Los cuatro niños que veíamos actuar en la primera temporada que nos producían ternura y nos transportaban a la infancia, se han convertido en jóvenes apuestos. Les ha crecido el bigote, el pelo o incluso los dientes como es el ejemplo de Gaten Matarazzo. Ahora y son hombrecitos preparados para triunfar en Hollywood.

Déjanos tus Comentarios