¿Es Sofía de Suecia la royal más al día de las tendencias?

Sofía de Suecia cada vez está más cómoda en su piel.

Sofía de Suecia cada vez está más cómoda en su piel.

No es fácil formar parte de la familia real, Sofía de Suecia lo sabe y por eso se esforzó más que nadie por conseguir hacerse un hueco en el corazón de los suecos. Su boda con Carlos Felipe supuso para ella un giro radical en su vida.

Ahora, con 35 años (que cumple hoy, seis de diciembre) y convertida en madre de dos niños, parece que está más cómoda que nunca en su piel. No ha sido un camino fácil, pero Sofía ha conseguido encontrar su estilo, en el que no pierde de vista las últimas tendencias.

Sofía de Suecia, cada vez más royal

Manga tipo capa, colores empolvados, complementos en terciopelo... Sofía ha sabido encontrar la forma de incluir las tendencias a sus estilismos de gala.

Manga tipo capa, colores empolvados, complementos en terciopelo… Sofía ha sabido encontrar la forma de incluir las tendencias a sus estilismos de gala.

Cada vez que hay una cita importante para la realeza, las joyas y coronas destacan por encima de todos los detalles. Pero tan importante como lucirlas es hacerlo bien y encontrar el equilibrio entre el maravilloso vestido y las espectaculares joyas. Esto no es nada fácil y se corre el riesgo de acabar luciendo todo el joyero sobre un vestido demasiado recargado para ello. En el caso de Sofía, parece que el tiempo le ha enseñado que menos es más.

Es habitual que escoja colores lisos para sus vestidos de gala, así las joyas brillan por sí mismas sin que nada las eclipse. Vestidos con líneas clásicas que no desentonarán en los recuerdos de dentro de unos años, pero que no pierden de vista las tendencias, como los colores de la temporada, el corte que está más de moda o incluso algunos detalles en las mangas. Esos sí, cuando la ocasión no pide sacar las tiaras, ella apuesta por complementos a la última o se deja llevar por los estampados florales.

Su sofisticado look de calle

De calle pero sofisticada, Sofía intenta no dar un paso en falso.

De calle pero sofisticada, Sofía intenta no dar un paso en falso.

Muy alabado es el gusto de nuestra reina para vestir en su día a día, aunque es en las grandes citas donde deslumbra. En el caso de Sofía, bien podría mirarse en el espejo de Mary de Dinamarca que es, sin duda, una de las royals que siempre convence con sus estilismos. Sofía no lo hace nada mal tampoco y ha sabido incorporar tendencias y prendas a su agenda.

El pantalón ancho y de cintura alta se ha convertido en un must de su armario, así como las camisas en tonos claros o con estampados animales. Los detalles en el cuello son una de las señas de identidad de la princesa; amplias lazadas o cuellos con volantes se han convertido en esenciales para su vestuario. En verano, los vestidos ligeros y con botones en la parte delantera han sido su elección más habitual.

Déjanos tus Comentarios