Sarah Ferguson confiesa que vive con el príncipe Andrés

Sarah Ferguson vive con el príncipe Andrés

Sarah Ferguson y el príncipe Andrés acudieron juntos a las carreras de Ascot el pasado junio.

Sarah Ferguson ha confesado que ella y el príncipe Andrés viven juntos. La duquesa de York fue invitada en Masachussets a una fiesta organizada por el multimillonario Ernie Boch Jr. Allí, rodeada de periodistas, confirmó lo que era un secreto a voces. Así, ya es oficial que Sarah Ferguson vive con su exmarido desde hace más de una década.

Rodeada de invitados a la fiesta y periodistas, con micrófono en mano y derrochando espontaneidad, Sarah aprovechó un pequeño discurso para aclarar algunas informaciones relativas a su familia. En este sentido, la exnuera de la reina Isabel aseguró que su hija Eugenia, no está embarazada. La princesa Eugenia contrajo matrimonio con Jack Brooksbank en octubre de 2018. En los últimos meses, los rumores de embarazo han estado presentes en los medios de comunicación británicos.

Sarah Ferguson confiesa que Andrés sigue siendo su príncipe azul

Sarah Ferguson vive con principe Andres

La duquesa de York, a su llegada a la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry, en mayo de 2018.

Tras asegurar que, de momento, no será abuela, llegó la confesión más esperada de la duquesa de York: «Sí, sigo viviendo en el Royal Lodge con mi apuesto príncipe, que es el príncipe más atractivo de todos». Desde que se separaron en 1992, lo cierto es que Sarah Ferguson y el príncipe Andrés han mantenido una relación bastante peculiar.

La expareja firmó el divorcio de 1996. En los años sucesivos, Sarah Ferguson fue centro de todas las críticas posibles, llegándosela a apodar «la duquesa del cerdo» por su incremento de peso. En 2008, Sarah Ferguson perdió  la vivienda que poseían en Surrey a causa de un incendio. Fue entonces cuando su exmarido la acogió en Royal Lodge, su residencia oficial. Anteriormente, fue el hogar de la madre de la reina Isabel.

¿Volverán a casarse los duques de York?

Sarah Ferguson vive con el príncipe Andrés

El exmatrimonio se casó en 1986. La separación llegó en 1992 y el divorcio en 1996.

En más de una ocasión y, dada su buena relación, los duques de York han sido preguntados sobre la posibilidad de que se casen de nuevo. Aunque ambos han descartado que eso sea una opción, la vuelta de Sarah Ferguson a la vida pública y a los eventos familiares de la familia real británica indican que tal posibilidad no es del todo descartable. En cualquier caso, parece claro que ambos están muy cómodos en su actual situación sentimental.

Déjanos tus Comentarios