Sara Carbonero y sus reflexiones más profundas

Sara Carbonero

Sara Carbonero ha regresado a Oporto para retomar su vida y con mucha frecuencia comparte sus reflexiones con sus seguidores. / Instagram: @saracarbonero.

Aparte de ser imagen de varias marcas y ser una de las caras conocidas más atractivas del panorama nacional, Sara Carbonero invierte parte de su tiempo en reflexionar, leer, y alimentar su «yo interior». Además, con bastante frecuencia comparte dichas reflexiones para que sirvan de inspiración a sus seguidores.

Ya sabemos que las últimas semanas no han sido fáciles para la periodista después de ser diagnosticada de cáncer de ovario. Se sometió a una intervención y tras haberse recuperado, parece Sara Carbonero está retomando su vida y sus costumbres, aunque tal y como ya informó, está recibiendo algún tipo de tratamiento que ha preferido no desvelar.

Sara Carbonero comparte una reflexión muy personal

Sara Carbonero publica esta bonita foto con profundas reflexiones sobre la vida

La periodista compartió esta foto en una lancha disfrutando del río Duero. / Redes sociales.

La periodista compartió este fin de semana una preciosa foto en una lancha disfrutando de la brisa y la belleza de río Duero. Como título compartió una frase que invita a la reflexión por sus múltiples interpretaciones: «Existe un punto a partir del cual ya no es posible regresar, y ese es el punto al que hay que llegar».

Quizás Sara se refiere a que hay que ser firme en la vida y tomar decisiones tajantes, o podría ser una reflexión sobre la vida, el presente y el futuro, porque el pasado es imposible cambiarlo por mucho que lo deseemos. Esto son solo conjeturas y solo Sara sabe lo que implica esta frase tan especial para ella. Y es que siempre comparte con sus seguidores su pasión: la escritura y la literatura.

Sara e Iker de vuelta en Oporto

Sara e iker

La pareja está más unida que nunca. Sara e Iker ahora quieren disfrutar de sus hijos y de las pequeñas cosas.

Sara Carbonero e Iker casillas han regresado a la ciudad que en los últimos años se ha convertido en su casa. Y lo cierto es que parecen estar muy felices disfrutando de los pequeños detalles que antes quizás era inapreciables.

La pareja, que confirmó su amor durante el Mundial del 2010, ahora pasa mucho tiempo con sus dos pequeños, Martín y Lucas y se toman la vida con tranquilidad. Seguro que los imprevistos de los últimos meses pronto formaran parte del pasado y habrán sido situaciones que les habrán hecho ser más fuertes y estar, si cabe, aún más unidos.

Déjanos tus Comentarios