Sara Carbonero contrata a un profesional para vigilar a sus hijos

Sara Carbonero tiene a sus hijos en buenas manos...

Sara Carbonero tiene a sus hijos en buenas manos estas fiestas.

Sara Carbonero está ya inmersa en las fiestas navideñas. Desde Oporto, donde apuesta por un tipo de vida “slow” como ella dice, comparte trocitos de su vida con nosotros. Hace apenas unos días, nos mostraba una escena de lo más típica en cualquier casa estos días. Sus hijos, Martín y Lucas, se esmeraban en adornar el árbol de Navidad. Con el sentido del humor que le caracteriza, ella misma ponía en duda que los adornos fueran a durar mucho tiempo en su sitio.

Ahora, Sara Carbonero ya tiene a quien vigile cada movimiento de sus pequeños. Se trata de un pequeño Elfo que vela por la buena conducta de cada miembro de la familia Casillas-Carbonero.  Después le dará el parte correspondiente a Santa Claus. En función de su comportamiento, suponemos, llegará la recompensa en forma de regalo

Sara Carbonero y su elfo de Navidads.

La importante misión del elfo de Sara Carbonero

La propia Sara lo ha explicado en su cuenta de Instagram, junto a una imagen del pequeño duendecillo. Este año nos hemos apuntado a la tradición navideña del Elfo ayudante de Papá Noel. Este pequeño ha llegado a casa con la misión de observar todo lo que hacen los niños (y los mayores) para después pasarle el informe a Santa Claus“, nos cuenta la periodista.

La cosa, no que da ahí. Al parecer, “no se le puede tocar y cada noche cambia de lugar por lo que nada más despertarnos nos ponemos a buscarlo por toda la casa. Generalmente ha hecho alguna travesura mientras todos dormíamos…“.  El Elfo de Sara es ya uno más de la familia. Se llama Tommy  en honor a un amigo al que Sara, Íker y sus hijos quieren mucho.  “No me digáis que no tiene una mirada que intimida a cualquiera“, finaliza la presentadora.

Sara Carbonero en la playa, en Oporto

Mientras cuentan los días para la llegada de la Navidad, Sara y Carbonero continúan con su apacible vida en la ciudad portuguesa. Este mismo fin de semana han disfrutado de dos días de relax con familiares y amigos. La periodista, que recientemente cambió de casa, se siente muy a gusto en Oporto. Como prueba, la última imagen que ha publicado desde allí en su cuenta Instagram. Una fotografía del atardecer en la playa, en concreto, Praia da Luz. La vida tranquila, a la vista está, le sienta de maravilla.

Dejanos tus Comentarios