Ryan Gosling, el triunfo del hombre corriente

Ryan Gosling cumple 37 años y la vida le sonríe.

El actor Ryan Gosling es uno de los más deseados; tanto dentro como fuera de la pantalla. No hay producción cinematográfica que no gane con su presencia ya que, además de actuar, también es capaz de cantar, bailar y de hacer casi cualquier cosa. Drama o comedia, Ryan sale bien parado. Sabe poner cara de circunstancias cuando le quitan el Oscar a su película y se lo dan a la ganadora. E incluso tomárselo con humor.

Pero, ¿cómo ha conseguido Gosling convertirse en la estrella indispensable que es hoy? Además de con su esfuerzo y talento natural, hay muchas cosas que han encumbrado a este canadiense como uno de los actores más importantes de Hollywood. Su forma de ser no termina de encajar con el estilo de vida que nos vende la meca del cine y, sin embargo ahí está, con 37 años (que cumple hoy) y disfrutando de un merecido reconocimiento a su carrera.

De ser un hombre normal a ser el más deseado

En El diario de Noa, Ryan nos sedujo a todos, incluyendo a su compañera de reparto, Rachel McAdams. Aunque durante el rodaje se odiaron, luego estuvieron juntos tres años.

Uno de los factores que sin duda ha propiciado que Gosling sea el sex symbol que es hoy día es su aspecto físico. El actor ha conseguido pasar de ser un hombre normal y corriente a ser el más deseado. Tal vez se deba a su elección de personajes. Su paso por El diario de Noa, una de las más grandes historias de amor y una de las películas más lacrimógenas, hizo que todos suspiráramos por él.

Sin embargo hay muchas más posibilidades de que haya sido su papel en Crazy Stupid Love el que le ha encumbrado. No por nada el personaje de Emma Stone (si, ya habían coincidido antes de La La Land) alababa su tonificado vientre y remarcaba que parecía Photoshop. Eso seguro que fue de gran ayuda.

Padre de familia

Celosos de su vida privada, no es habitual que Ryan y Eva posen juntos frente a los medios. De hecho esta instantánea es de la promoción de la película que rodaron juntos.

Y a pesar de ser un hombre tan deseado, él es un hogareño padre de familia. Conoció al amor de su vida mientras rodaban Cruce de caminos. El actor cayó rendido a los pies de Eva Mendes. Comenzaron una más que discreta relación en 2011 y, cuando se especulaba con su ruptura, ellos anunciaban embarazo. Siempre celoso de su vida privada, las ocasiones en las que habla de su familia son pocas y por eso merece la pena atesorarlas con mimo. Como la anécdota del primer viaje de la más pequeña a Nueva York: “La acerqué a la ventana y le dije: ‘Bienvenida a Nueva York’. Y entonces dos coches se estamparon, empezó a salir humo. Dos tíos salieron y… no repetiré los gestos que hicieron, pero le tapé los ojos rápidamente y me aparté de la ventana”. Sin duda toda una experiencia.

Cuando a Ryan le preguntan qué tiene que tener su mujer ideal, él responde “todo lo que tiene Eva”. Juntos son padres de dos hijas, Esmeralda Amada y Amada Lee; ambas comparten el nombre de la abuela de su madre. Un bonito homenaje de la pareja a la familia y los orígenes de Eva, que para ellos son muy importantes. Ambos quieren que sus hijas tengan claro de dónde vienen y por eso han conseguido que por lo menos la mayor de ellas sea bilingüe (Amada Lee es muy pequeña aún). Según su padre, la niña maneja estupendamente el “spanglish“.

¿El nuevo Leo DiCaprio?

El talento interpretativo de Ryan no nos corresponde a nosotros juzgarlo. Sin embargo Gosling lleva toda su vida encadenando proyectos. Y cosechando críticas muy positivas gracias a ellos. Es un actor de los que arriesga y es capaz de protagonizar una película de acción, una de amor o una comedia.

Ryan estuvo nominado a los Oscar por La La Land, pero el premio se lo llevó Casey Afflek (Manchester frente al mar).

Ha participado en producciones independientes y en películas de amplio presupuesto. Ha sido protagonista y secundario. Lleva más de 20 años dedicándose al cine y sin embargo solo cuenta con dos nominaciones a los Oscar en su haber. Dos nominaciones y ningún premio. Half Nelson y La La Land le llevaron hasta el Dolby Theatre (aunque con diez años de diferencia). Las dos veces regresó a su casa de vacío. ¿Se convertirá Ryan Gosling en el nuevo Leo DiCaprio? ¿Muy bien considerado pero olvidado a la hora de llevarse el premio de la Academia?

Un estilo personal

Si algo llama la atención del estilo de Ryan Gosling es que nunca es el mismo. Evidentemente todo el mundo evoluciona en la moda; adaptándola a su estilo personal, eligiendo lo que cree que le sienta mejor. Sin embargo en el caso de Ryan, el actor elige un estilo concreto y lo mantiene durante toda la promoción de la película que haya estrenado en ese momento.

Ryan y Eva son un apareja muy estilosa.

Poco tiene que ver con su día a día, donde suele optar por ropa cómoda (vaqueros, camisetas, sudaderas…). Durante la promoción de La La Land, nadie hubiera podido jurar que ese hombre no nació vistiendo traje. Ryan dio todo un recital de estilo con trajes tres piezas y con impecable corte. Sin embargo durante la promoción de Blade Runer 2049, ni un pantalón sastre, ni una camisa; los jerseys tomaron el control.

La extraña obsesión de Ryan Gosling con los jerseys

Ver galería de fotos

La extraña obsesión de Ryan Gosling con los jerseys

Dejanos tus Comentarios