8 pasos para conseguir una piel perfecta

8 pasos para conseguir una piel perfecta

Descubre los mejores consejos para lucir una piel perfecta esta primavera.

Si una piel perfecta no es una de tus virtudes “de serie” no te preocupes. Te desvelamos cómo hacer que lo sea en 8 pasos, para que puedas lucirlo orgullosa tanto al natural como maquillada. Además, si te maquillas, el acabado será más perfecto; y la duración, mayor.

1. Unificar tono y renovar

Dale a tu rostro una bocanada de aire fresco con un peeling que la libere al instante de todas las células muertas, las impurezas y las partículas de contaminación. Todo ello se acumula en su superficie día tras día haciendo que se vuelva átona, irregular, apagada y falta de luz; y aportando aspecto de cansancio. Cuándo y cómo: como primer del tratamiento paso tras limpiar y tonificar la piel. Hazlo una vez a la semana y notarás la diferencia.

8 vitaminas que necesitas para ayudar a tu belleza

2. Hidratar, la base

Lo repetimos hasta la saciedad, pero la piel necesita agua para vivir. La hidratación es básica para que se mantenga sana y con buen aspecto. Si lo que buscas es frescor, flexibilidad y una piel jugosa y redensificada, empieza tu ritual de cuidados sumergiendo tu epidermis en un baño de hidratación profunda en forma de mascarilla y sobre la piel limpia. Un truco: para un efecto aún más refrescante y tonificante, guarda tu mascarilla en el frigorífico. El frío aporta un efecto tensor y descongestionante inmediato; además, hace aún más placentera la aplicación.

3. Reafirmar y reposicionar

Con el paso del tiempo, la fuerza de la gravedad y el relajamiento cutáneo hacen que la piel pierda su firmeza y caiga. El siguiente paso, tras hidratar, consiste en reafirmarla para que “vuelva a su sitio”. Hazlo con una mascarilla rica en activos que estimulen la síntesis de colágeno y favorezcan la elasticidad. Un truco: antes de retirar la mascarilla, realiza un masaje con movimientos ascendentes.

8 vitaminas que necesitas para ayudar a tu belleza

4. Rellenar arruguitas

El ácido hialurónico es una molécula capaz de captar el agua y retenerla en las distintas capas de la piel. Así, además de hidratar en profundidad, sirve para “rellenar” de manera visible pequeñas arrugas y líneas de expresión, alisando el microrrelieve cutáneo. Un truco: además de incorporarlo como activo fundamental en tu rutina diaria de cuidado facial, utilízalo como tratamiento de efecto flash para conseguir que la piel tenga un aspecto más liso.

5. Recárgate de energía

Como si de un móvil se tratara, la piel va perdiendo “batería” durante el día. El responsable de otorgar a las células la energía que necesitan para realizar sus funciones correctamente es el ATP (adenosín trifosfato); una molécula que alimenta las actividades celulares, y que se encargan de sintetizar las mitocondrias. Los antioxidantes y algunos ingredientes activos estimulan la producción de ATP y recargan la energía celular; por ejemplo, el ginseng (rico en vitaminas C, B1m B2, B12 y oligoelementos).

Cómo conseguir una piel más luminosa esta Navidad

6. Imperfecciones y zonas rebeldes

Aprovéchate de la última tecnología en cosmética con activos soft focus; son reflectores de luz que suavizan ópticamente las imperfecciones y las líneas de expresión. Aparte, mantén a raya las zonas más rebeldes (en especial, la zona T). Estas tienden a mostrar en los momentos más inoportunos poros visibles, antiestéticos brillos o rojeces. Un plus: embellecerás la piel de forma inmediata y conseguirás que el maquillaje dure más.

7. Efecto lifting inmediato

Incluso aunque descanses bien, según va avanzando la jornada los signos de fatiga se van instalando en el rostro y los rasgos se relajan. Revierte el cansancio de manera inmediata con un tratamiento flash con efecto tensor. Y además: aplícalo con ligeros toquecitos al retocar el maquillaje para una acción revitalizante instantánea.

8. Contorno de ojos: adiós bolsas y ojeras

Es la zona del rostro en la que antes se ver el paso del tiempo; aparecen los signos de la edad y del agotamiento. Pequeñas arrugas, ojeras y bolsas delatan el cansancio acumulado. O no, si sabes cómo mantenerlas a raya cuando es necesario. Una mascarilla en forma de parches para el contorno de ojos será tu aliada. Aún mejor: si tienes bolsas, el resultado será más intensivo si enfrías el producto antes de aplicarlo.

Dejanos tus Comentarios