Rosa Benito, tras su vuelta a ‘Sálvame’: “Me dijeron que si mi hija no quitaba las demandas me iba a la calle, y me fui a la calle. A mí no me amenaza nadie”

rosa-benito-entrevista-salvame-deluxeRosa Benito regresó el pasado viernes a Telecinco, después de seis meses retirada de la pequeña pantalla

Rosa Benito se convirtió en una de las grandes protagonistas de ‘Sálvame Deluxe’ durante la emisión del pasado viernes. Rosa regresó a Telecinco emocionada después de seis meses apartada de las cámaras, aunque con paso firme, muy segura de sí misma y guerrera.

Así pues, la exmujer de Amador Mohedano hizo frente a todas las críticas y comentarios vertidos sobre su persona durante el tiempo que ha estado ausente. “Es mi vuelta más auténtica. Vengo como era cuando empecé el programa. Después de ‘Supervivientes’ la vida me cambió muchísimo y no era yo”, confesó durante la entrevista a Jorge Javier Vázquez.

Con una actitud muy diferente a como abandonó, Benito quiso aclarar definitivamente los motivos de su marcha: “A mí me echaron. Yo estaba un día en maquillaje y me llamó Toño. Me dijo: ‘Rosa, he tenido una llamada y me han dicho que o tu hija quita las demandas o te vas a la calle’. Y yo dije que me iba a la calle, pero no me amenazaba nadie. A mi Telecinco me ha dado, pero yo he dado también muchísimo. A partir de ahí, vi la realidad de lo que iba a ser mi vida, me vinieron los miedos de quedarme sin trabajo”.

Sin embargo, a pesar de todo, la suerte parece que jugó de su parte: “Dos días después de irme vendí la nave”. “Me imaginaba el futuro negro, pero al venderla, he podido hacer frente a todo”. Una operación que se cerró con la ayuda de su amigo José Antonio, del que subrayó no ser “ni pareja”, ni haberse “acostado con él”. “Estoy muy agradecida de que me vendiera la nave”, señaló en cualquier caso.

“Ya no tengo miedo de venir a trabajar a ‘Sálvame’”, repitió la colaboradora. “En este tiempo he visto mi vida. He hecho muchas cosas muy buenas y otras veces he metido la pata muchísimas veces”, comentó. De la misma forma, reconoció haber sufrido con las críticas de sus compañeros: “Yo no he hecho daño a mis compañeros jamás, pero a mí sí me lo han hecho. No han tenido compasión, les ha dado igual”.

Apunta a Kiko Hernández y Mila Ximénez como dos de los artífices que han proclamado en mayor medida una campaña en su contra. “A mí no me gusta hacer daño, y también podría haberlo hecho”. Aseguró que lo que más le dolió fueron las burlas dedicadas a las actuaciones que ha protagonizado este verano junto a su hija Chayo Mohedano y que, tal y como contó, le han dado para “vivir y pagar las letras”, aunque muchas veces se encontraron con la dificultad de luchar contra “una mano negra que nos ha quitado trabajo”. “¿Quién? No lo se”.

Sobre su actual relación con Amador Mohedano, sostuvo que lleva dos años sin verlo. “Me gustó mucho escuchar a Amador decir que todavía estaba enamorado de mí. Él ha sido el hombre de mi vida, con él he aprendido todo. Pero se rompió el amor”. Por último, señaló que él le iba a querer toda la vida, igual que ella a él.

Déjanos tus Comentarios