Rosa Benito abre las puertas de su casa

Rosa Benito abre las puertas de su casa

Rosa Benito fue la primera anfitriona de la nueva edición de Ven a cenar conmigo. Gourmet edition. / Mediaset

Rosa Benito ha compartido su domicilio con las cámaras. Aunque nació en Alicante la cantante vive desde hace muchos años en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz. Es allí donde ha recibido a unas invitadas de lujo: Loles León, Irma Soriano y Belinda Washington.

La cena no ha sido casualidad. Es la primera de las varias que forman parte de la nueva edición de Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition y nos ha permitido descubrir el bonito piso de la artista. Es la primera edición only girls que organiza el programa.

Una velada variada 

Rosa Benito abre las puertas de su casa

Belinda Washington, Irma Soriano, Loles León y Rosa Benito antes de comenzar la cena. / Mediaset.

Durante la cena la cantante tuvo varios detalles con la familia Mohedano y a Rocío Jurado. El postre fue en homenaje a la artista, además en uno de los planos de su salón se pudo observar que la cantante tiene una gran imagen de la que fue la mujer de Ortega Cano en la pared.

La velada tuvo tiempo para todo, tanto para degustar la comida como para el cotilleo. Rosa Benito confesó que hace unos meses tuvo un acercamiento con Amador, su ex y padre de sus hijos. La artista siempre se ha sentido muy unida a la familia de su ex a pesar de la separación.

El lado más íntimo de Rosa Benito 

Rosa Benito abre las puertas de su casa

Las invitadas de Rosa Benito cotillean su casa. / Mediaset.

Uno de los mejores momentos de la noche llegó cuando Rosa Benito se ausentó en la cocina, fue entonces cuando sus compañeras aprovecharon para adentrarse en las zonas más íntimas de su hogar. Lo que más impresionó a sus invitadas fueron las imágenes de Rocío Jurado, de su hija Chayo, y de ella misma en su juventud.

A través de las instantáneas Rosa recordó que fue modelo, algo que le hubiera encantado seguir haciendo. Sin embargo, después se enamoró de Amador y renunció a esta faceta. Rosa nos dejó ver su lado más íntimo, aunque se guardó un gran secreto y no mostró su dormitorio. Este ha sido el primer encuentro de las cuatro mujeres, quedan otros tres.

Déjanos tus Comentarios