Rocío Flores: una joven enamorada por Málaga

Rocío Flores y su novio, Manuel, paseando su amor por las calles de Málaga.

Rocío Flores y su novio, Manuel, paseando su amor por las calles de Málaga.

Tras meses alejada de su familia y su pareja por su participación en el programa Supervivientes 2020, Rocío Flores vuelve a retomar, poco a poco, su rutina diaria junto a su chico. La pareja ha sido fotografiada durante este fin de semana haciendo planes de lo más divertidos por Málaga.

No cabe duda que la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco está totalmente enamorada de su Manuel. En su paso por la isla lo dejó bien claro y así lo muestran ahora sus respectivas redes sociales. Desde que llegó a Málaga, su lugar de residencia desde hace varios años, hemos visto a la pareja cantar, brindar por todo el tiempo que llevan juntos y besándose.«Te amo hoy y siempre, vida mía», escribió la superviviente a su chico en las redes.

Rocío Flores: planes y mucha diversión junto a Manuel

En la imagen, la pareja de camino a casa tras comprar churros y café.

En la imagen, la pareja saliendo de la cafetería tras comprar churros y café. 

Además de mostrar su amor a través de las redes, la pareja ya se ha dejado ver en público por las calles de la ciudad andaluza. Rocío y Manuel disfrutaron de un rico desayuno y una divertida jornada de compras en un centro comercial.

La pareja comenzó el día acudiendo a una cafetería, donde compraron unos churros y un café para desayunar. Después, decidieron poner rumbo a un centro comercial. Es lógico que la joven quiera renovar su armario. Su paso por el programa ha hecho que pierda 16 kilos en tres meses, y eso requiere ropa nueva. Y así fue.

Enamorados

Tanto Rocío como Manuel han salido cargados con varias bolsas de ropa.

Los jóvenes salieron cargados de bolsas del centro comercial. 

Durante su paseo por Málaga, la pareja ha derrochado amor y complicidad. No cabe duda que estos meses que han estado separados les ha venido muy bien y han demostrado que, lejos de enfriarse su relación, se ha fortalecido.

El fin de semana de la pareja ha sido de lo más especial y romántico, sobre todo, para Rocío. A la salida de la cafetería, la joven fue sorprendida por un chico, que no era su novio. El menor le entregó un ramo de flores amarillas.  La superviviente, muy agradecida con el detalle, esbozó una gran sonrisa.

Déjanos tus Comentarios