Los Reyes y doña Sofía presiden la recepción de La Almudaina

Los monarcas a su llegada al Palacio de La Almudaina

Mientras que don Felipe se ha dejado ver a lo largo de los últimos días en el club náutico de Palma de Mallorca para participar a bordo del Aifos en la Copa del Rey MAPFRE, doña Letizia solo había aparecido ante la prensa para el tradicional posado en el Palacio de Marivent, en el que participaron también sus hijas: la infanta Sofía y la infanta Leonor, quien protagoniza el último número de nuestra revista.

Ahora el monarca y su esposa han vuelto a posar en los flashes para otra de las citas ineludibles de cada temporada estival: la recepción en el Palacio de la Almudaina. Allí les daba la bienvenida el presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, y la delegada de Patrimonio Nacional en el Palacio Real de La Almudaina, Mercedes Conrado.

Premiando el esfuerzo

Tras esto, comenzaban con su tradicional besamanos en el Salón Gótico, en el que esta vez participaron algo más de 500 invitados. Además, una novedad, los Reyes quisieron invitar por primera vez a los estudiantes que han sacado las mejores notas de Baleares en la crucial prueba de Selectividad.

Los Reyes saludando a uno de los más de 500 invitados a la recepción

Con estos jóvenes, con las distintas personalidades políticas y también con las económicas, Felipe y Letizia charlaron animadamente en el cóctel posterior, que corría a cargo otra vez de Macarena de Castro. La chef, que posee una Estrella Michelin, preparó tapas minimalistas hechas a base de productos de la tierra.

Curiosa coincidencia

Como viene siendo habitual, también la reina emérita, doña Sofía, participaba en esta recepción tan esperada en la isla. Además, resulta curioso que coincidió con su nuera, Letizia, a la hora de elegir el look, ya que ambas apostaron por sendos vestidos florales.

Los Reyes se mostraron en todo momento muy cómplices con doña Sofía

La madre de Felipe VI lucía un vestido largo mientras que la Reina ha presumido de esbelta silueta con un vestido tubo de fondo nude y flores bordadas, similares a las que adornan los mantones de manila. Lo ha combinado con unas sandalias rojas de Magrit que le vimos por primera vez hace unos días y un clutch de la misma firma.

Déjanos tus Comentarios