Don Juan Carlos y doña Sofía, más cómplices y unidos que nunca

Don Juan Carlos y doña Sofía, más cómplices y unidos que nunca

Don Juan Carlos y doña Sofía muestran últimamente una sintonía en público a la que no estábamos acostumbrados.

Un mediodía cualquiera en un conocido restaurante del norte de Madrid. La actividad es frenética en El Invernadero Los Peñotes, un coqueto local, luminoso y repleto de vegetación, donde se apuesta por la cocina tradicional. Fuera, un hombre y una mujer caminan uno al lado del otro. Conversan, bromean entre ellos. Disfrutan de su mutua compañía. Sonrientes, llegan al restaurante.

No, no es un relato de ficción. Es una escena real que ha tenido como protagonistas a los padres de Felipe VI. Don Juan Carlos y doña Sofía parecen haber llegado a una especie de entente cordial que hasta hace no demasiado tiempo parecía una utopía. Ambos, como un matrimonio bien avenido, quedaron para almorzar con un grupo de amigos.

Don Juan Carlos y doña Sofía en una de sus apariciones públicas.

Desde la abdicación, las apariciones conjuntas de don Juan Carlos y doña Sofía en público eran escasas hasta hace poco tiempo.

Tras la comida, disfrutaron de una amena sobremesa. Hacía años que no se les veía tan relajados y, menos aún, compartir tiempo de ocio, alejados del protocolo y la vida oficial. Los Reyes eméritos celebrarán en primavera 56 años de matrimonio. Una relación que no ha sido, precisamente, un camino de rosas. Sin embargo, algo parece haber cambiado.

Juntos en una celebración familiar

En las últimas semanas, don Juan Carlos y doña Sofía se han mostrado felices, pendientes el uno del otro. La buena sintonía que muestran entre amigos, no es menor con la familia. No faltó el Rey emérito al cumpleaños de su hermana pequeña. La infanta Margarita cumplió 79 años el 6 de marzo. Para celebrarlo, se organizó una fiesta en la casa de la infanta Pilar, punto de encuentro habitual para la familia Borbón.

Así ha impuesto el rey Felipe el Toisón de Oro a la princesa Leonor

Los Reyes eméritos no se perdieron la imposición del Toisón de Oro a la princesa Leonor.

Y sí, doña Sofía llegó con su marido a la esperada reunión. Cierto es que a estas alturas de la vida nadie espera verles como dos enamorados, pero parece claro que la “guerra fría” mantenida hasta el momento ha dado paso al deshielo en una relación con demasiadas viejas heridas sin cicatrizar.

Don Juan Carlos y doña Sofía, cómplices

A principios de este año, Casa Real ya anunció que durante todo 2018, don Juan Carlos y doña Sofía tendrán un protagonismo especial para celebrar el 80 cumpleaños de ambos. Sin ir más lejos, hace unas semanas acudían a una cita en la sede de la Real Academia de la Historia. Especialmente cómplices se mostraron cuando los académicos le dedicaron a don Juan Carlos una cerrada ovación.

Una de las últimas apariciones de la reina Sofía fue en los Premios Princesa de Asturias 2017 junto a los Reyes.

Las ausencias de don Juan Carlos en actos familiares públicos han sido sonadas. Ahora, esa situación ha dado un giro.

En un momento dado, con la mano sobre el corazón, miró a doña Sofía en señal de agradecimiento; ella también le aplaudía. Al día siguiente, presidieron el XVI concierto  “In Memoriam” en homenaje a las víctimas del terrorismo. De nuevo, se dedicaron miradas, intercambiaron impresiones y se apoyaron mutuamente cuando fue necesario.

Un matrimonio no siempre feliz

Desde que se casaron en 1962, su vida matrimonial pocas veces había sido objeto de debate público. Esto cambió en abril de 2012. Don Juan Carlos se encontraba en un viaje de caza en Botsuana. Una caída lo alteró todo. Tuvo que ser trasladado de urgencia a España, donde fue intervenido quirúrgicamente de una fractura de cadera.

anillos de boda reyes

Una imagen de archivo de los Reyes eméritos. Fue tomada poco después de su compromiso.

Doña Sofía, que estaba en Grecia, tardó dos días en acudir al hospital para ver a su marido. La visita duró menos de media hora. Más tarde se supo que en ese polémico viaje, él estaba acompañado por Corinna, “la amiga entrañable. A partir de ahí, se abrió la veda para hablar públicamente del matrimonio. Y es que su relación, en líneas generales, no ha sido fácil.

Déjanos tus Comentarios