Los Reyes inauguran la temporada en el Teatro Real

Los Reyes acuden a la inauguración de la temporada 2019/2020 del Teatro Real.

Los Reyes acuden a la inauguración de la temporada 2019/2020 del Teatro Real.

El miércoles por la noche se inauguró la nueva temporada del Teatro Real y allí estuvieron una vez más los Reyes para dar el pistoletazo de salida a un nuevo curso lleno de historias para disfrutar. No faltaron a su cita con las artes escénicas.

El rey Felipe y la reina Letizia asistieron al estreno de la ópera Don Carlo, de Giuseppe Verdi. Un drama político y psicológico ambientado en la corte del rey Felipe II, que regresa a las tablas tras varios años de ausencia, la última vez que fue interpretada en el Real fue en 2005.

Los Reyes y su noche en la ópera

La Reina apuesta por el blanco y negro, una combinación con la que ha cosechado grandes éxitos.

La Reina apuesta por el blanco y negro, una combinación con la que ha cosechado grandes éxitos.

Una noche en la ópera, bien vale un vestido de estreno. Para esta especial ocasión, la Reina ha decidido apostar fuerte y ha estrenado un original vestido. Un vestido-chaqueta de corte recto y con un pequeño fruncido en un lateral. Una novedad en su vestuario que, a pesar de ello no desentona ya que reúna grandes cualidades para formar parte del armario real.

No solo se trata de una pieza elegante y sobria, sus líneas sencillas también son un valor añadido. Además al ser de un color liso, le resulta más fácil poder combinar los complementos que, en esta ocasión fueron en negro, apostando así una vez más por el binomio Black & White que tanto le gusta y tan buenos resultados suele proporcionarle.

Un look beauty a la altura del evento

La reina Letizia quiso destacar su mirada con un maquillaje, por lo demás, muy natural.

La reina Letizia quiso destacar su mirada con un maquillaje, por lo demás, muy natural.

Esta vez, y como suele hacer para momentos destacados, la reina Letizia ha optado por recoger su cabello. Un moño bajo y ligeramente desordenado que permitía lucir tanto sus pendientes como el maquillaje escogido para la ocasión, destacando su mirada con un ligero ahumado en los ojos. 

Las joyas no defraudaron, las pulseras gemelas de Cartier fueron las escogidas para adornar su muñeca ya que optó por lucirlas en la misma mano. Los pendientes bien merecían ser vistos. Dos grandes lágrimas de diamantes negros de la firma suiza De Grisogono, que forman parte de su joyero desde 2007.

Déjanos tus Comentarios