Retoques estéticos: cuáles hacerse a cada edad, qué no y por qué

Retoques estéticos: cuáles hacerse a cada edad, qué no y por qué

En la última década ha aumentado en gran medida el interés por los procedimientos de rejuvenecimiento, tanto médico estéticos como quirúrgicos. Esto ha multiplicado los centros de medicina y cirugía estética. Además existe una verdadera revolución en la industria relacionada con este sector. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. La seguridad en los procedimientos, así como la salud del paciente, deberían ser siempre los aspectos primordiales. Seguidos de la obtención de resultados naturales y armónicos.

Objetivos: salud, seguridad y armonía

Hablamos con la doctora Teresa Martínez Iturriaga, Cirujano Maxilofacial, Especialista en Cirugía Reconstructiva y Estética facial, Jefa de Servicio de Cirugía Maxilofacial y Craneofacial del Hospital San Rafael de Madrid y Directora de la Clínica Azalea Medical Esthetics La Moraleja. Ella nos hace un completo análisis de los tratamientos médico estéticos (cutáneos) y quirúrgicos más seguros y adecuados a cada momento de la vida. Así tendremos una visión completa de cómo debería ser el sector de la medicina y la cirugía estética.

8 vitaminas que necesitas para ayudar a tu belleza

“Existe infinidad de aparatos con diferentes tipos de energías y potencias que prometen resultados sin igual; todo tipo de productos de relleno de diversas procedencias y calidades que prometen ser reabsorbibles e inocuos pero a veces no lo son; innumerables clínicas gestionadas no siempre por profesionales con la adecuada capacitación y experiencia, sino por empresarios donde el cliente es una cifra y se debe facturar cuanto más mejor”, nos explica.

«Pero no nos olvidemos de que cualquier tratamiento que se realiza sobre un cuerpo humano va a tener una consecuencia sobre su salud”, puntualiza. Por eso es importante saber qué tratamientos son más adecuados para cada edad, y cuáles no conviene hacer y por qué motivos.

Los pasos a seguir

8 alimentos para tener un pelo más fuerte

“Un tratamiento con aparatología que utilice una energía muy potente puede darnos un resultado inicial llamativo pero generar secuelas a largo plazo. Un material de relleno de escasa calidad puede contener sustancias que generen reacciones inflamatorias o alérgicas. Una intervención quirúrgica realizada por profesionales sin la adecuada experiencia y capacitación puede generar resultados desastrosos”, advierte la doctora.

«Una vez que nos hemos decidido a realizarnos un tratamiento estético, médico estético o de cirugía estética debemos informarnos y buscar un centro donde los profesionales cuenten con demostrada capacitación y experiencia. Informarnos sobre la marca de los productos que se utilizan y su procedencia, sobre la energía que se utiliza en la aparatología que nos proponen y la potencia que se va a aplicar. Los tratamientos se deben basar en protocolos contrastados en la literatura científica y no en el último aparato llegado de Estados Unidos o en la presión de la industria. Es decir, se deben evitar los tratamientos pioneros sin la debida eficacia y seguridad contrastada. No nos olvidemos de que estamos haciendo un tratamiento electivo para mejorar y esto debe tener un margen de eficacia y seguridad cercano al 100%”, concluye.

¿Es importante la edad del paciente?

Aumento de pecho: Todo lo que tienes que saber

Rotundamente, sí. Aunque cada persona tiene unas características diferentes, y el envejecimiento cutáneo responde a múltiples factores, no solo a la edad, a la hora de indicar un tratamiento es importante valorar en qué momento de su vida está el paciente. Por ejemplo, entre los 14 y los 20 años, aún no se ha manifestado el envejecimiento que, años después, dará paso a la flacidez, las arrugas o la pérdida de volumen facial; por lo que los tratamientos irán encaminados al cuidado de la piel (especialmente en pieles acnéicas y que necesitan controlar la secreción sebácea). Así como a corregir características individuales que puedan afectar a la autoestima (orejas de soplillo, prognatismo, etc).

Entre los 20 y los 35, es el momento de prevenir los signos de envejecimiento, para que cuando empiecen a hacerse evidentes, lo hagan de una forma más leve. Entre los 35 y los 50, aproximadamente, es clave iniciar la prevención y el tratamiento de la flacidez estimulando la síntesis de colágeno y tratando la pérdida de volumen graso derivado del envejecimiento; mientras que rebasados los 50 los tratamientos irán dirigidos a combatir el envejecimiento tratando de recuperar la elasticidad y firmeza de la piel así como el volumen facial perdido.

Retoques estéticos en la adolescencia (14-20)

Kaia Gerber

  • Tratamientos cutáneos. Dirigidos a la calidad de la piel acnéica o con alteraciones en la regulación del sebo, limpiezas y exfoliaciones, radiofrecuencia a potencias bajas (bioestimulación), oxigenoterapia.
  • Tratamientos quirúrgicos. Correctores para prevenir traumas, como rinoplastia funcional y estética, orejas de soplillo, cirugía del prognatismo o de la mandíbula pequeña.
  • No hacer. Rellenos, radiofrecuencia a potencias medias o altas, hilos tensores, peelings químicos agresivos, láser de rejuvenecimiento, láser de manchas, cirugía de rejuvenecimiento, tratamiento con toxina botulínica. A esta edad estas técnicas supondrían un sobretratamiento, los pacientes no las necesitan.

Retoques estéticos en la juventud (20-35)

Emma Stone

  • Tratamientos cutáneos. Orientados a prevenir el envejecimiento. Radiofrecuencia a potencias bajas o intermedias, y no más de 6-10 sesiones/año; tratamientos con oxígeno y principios activos, peelings químicos, tratamientos con láser no ablativo e IPL; toxina botulínica para arrugas de expresión (entrecejo y frente); PRP; mesoterapia con vitaminas; rinomodelación con ácido hialurónico.
  • Tratamientos quirúrgicos. Rinoplastia funcional y estética, orejas de soplillo, cirugía del prognatismo o de la mandíbula pequeña, lipofilling (relleno de áreas faciales como pómulos, mentón, etc. con grasa propia extraída de la zona del abdomen).
  • No hacer. Rellenos excesivos, radiofrecuencia a potencias medias o altas, hilos tensores, láser de rejuvenecimiento ablativo (CO2), cirugía de párpados, lifting.

Retoques estéticos en la edad adulta joven (35-50)

Jennifer Connelly

  • Tratamientos cutáneos. Radiofrecuencia a potencias medias, ondas de choque, iontoforesis, oxigenoterapia, peelings químicos, láser (ablativo o no), toxina botulínica (frente, entrecejo, patas de gallo), PRP, mesoterapia con vitaminas, Dermapen médico, hilos tensores (lifting no quirúrgico), rinomodelación con ácido hialurónico, Dermapen médico para secuelas de cicatrices de acné y pieles gruesas.
  • Tratamientos quirúrgicos. Rinoplastia funcional y estética, orejas de soplillo, cirugía de la mandíbula, lipofilling (relleno con grasa autóloga), lifting de párpados superiores o inferiores (blefaroplastia).
  • No hacer. Rellenos excesivos (en especial en el labio superior para corregir las arrugas labiales, pues deja un aspecto de poca naturalidad), lifting quirúrgico (es demasiado pronto, y es mejor mantener a raya la flacidez hasta una edad más avanzada con procedimientos como los hilos tensores).

Retoques estéticos en la edad adulta madura (50-65)

Robin Wright

  • Tratamientos cutáneos. Radiofrecuencia a potencias medias y altas, ondas de choque,
    iontoforesis, oxigenoterapia, peelings químicos, láser de rejuvenecimiento (ablativo/no ablativo),
    toxina botulínica, PRP, mesoterapia con vitaminas, Dermapen médico, hilos tensores, rinomodelación
    para corregir la morfología nasal.
  • Tratamientos quirúrgicos. Rinoplastia funcional y estética, lifting de párpados superiores o inferiores, cirugía de la papada. La doctora recomienda especialmente en esta etapa el lipofilling (relleno con grasa autóloga).
  • No hacer. Rellenos excesivos, sobre todo en el labio superior. Aporta un aspecto de poca naturalidad. Lifting quirúrgico sin reposicionar los volúmenes faciales perdidos; producirá la típica cara  muy estirada y artifi cial. No aplicar (o hacerlo con mucho cuidado) toxina botulínica en las arrugas labiales. Así evitamos falta de movimiento en el labio superior, pues crea una imagen muy artificial.

Retoques estéticos en la madurez (+65)

Jane Fonda

A esta edad hay un repunte en los tratamientos estéticos. Hoy día se llega a la la edad de la jubilación con buena salud. Y también con ganas de tener el mejor aspecto posible. Pero existe el peligro de caer en lo antinatural si tratamos de buscar una apariencia no acorde a la edad real. El sentido común y de la proporción es clave para un resultado bello y armónico. Por el contrario se puede derivar en rostros grotescos y difíciles de reconocer.

  • Tratamientos cutáneos. Las técnicas serán similares a las de la franja de edad de 50 a 65 años. Eso sí, se aplicarán de forma diferente.
  • Tratamientos quirúrgicos. Es el momento de recurrir, si se requiere, al lifting quirúrgico. Pero, a ser posible, combinado con el lipofilling, puesto que el lifting convencional solo estira la piel, dando lugar a rostros estirados e inexpresivos que no respetan las facciones del paciente. Sin embargo, si se combina con el relleno con grasa propia, el resultado es mucho más natural. Los pacientes afirman verse como eran diez años atrás.
  • No hacer. Todos aquellos tratamientos que vayan a resultar en un aspecto artificial: rellenos excesivos, lifting quirúrgico sin reposicionar volúmenes.

Déjanos tus Comentarios