Tres restaurantes de moda para disfrutar en el fin de semana

Japanese Club, uno de los restaurantes que está en nuestra lista.

Divertirse entre amigos compartiendo una buena mesa siempre es buena idea. Como lo es descubrir nuevos locales de moda y probar nuevos platos elaborados con productos de primera calidad. Cada día tenemos más sitios y más ofertas gastronómicas a nuestra disposición. A veces la elección se nos hace muy difícil.

Ahora que llega el fin de semana, toma buena nota de estos tres nuevos locales, restaurantes que descubrirlos durante el próximo fin de semana pueden ser un auténtico placer.

Sushi hasta alta horas de la noche en Japanese Club

Uno de los salones del Japanese Club.

En pleno corazón del barrio de Salamanca, en la calle Juan Bravo, 11 encontrarás un nuevo rincón donde disfrutar de creaciones niponas únicas y exclusivas. Un toque asiático, con platos elaborados con materias primas de primera calidad, en una sofisticada atmósfera inspirada en un auténtico club de sushi neoyorquino. Un local diseñado a dos alturas, con una decoración elegida al detalle desde su recepción, hasta cualquiera de sus salones con espejos, los colores y los diferentes juegos de luz.

Pero ¿quién está al frente de este proyecto? Cuenta con socios relevantes en el mundo de las finanzas, restauración y la noche madrileña; son Sanful, Javier Molinero, Eugenio Chacón y Adrea Orive. Su director es Manuel Vidal. Un experto que cuenta con más de 13 años de experiencia en restaurantes japoneses como Sushi Club de Mallorca, Valencia y Madrid; o el Paris Tokyo en el hotel Room Mate Oscar.

Niguiri de codorniz, uno de los platos estrella de Japanese Club.

Originales platos como carpaccio de hamachi o carabinero marinado de jengibre, vainilla, té negro, miso y soja. Entre los platos principales como el solomillo de buey de cebón con patatitas de alioli trufado, o el bacalao negro & miso, además de los riquísimos niguiri de foie o de codorniz.

Este local no solo es gastronomía. Se convierte en un imprescindible de la noche madrileña por su barra de coctelería, una gran carta de combinados de creación propia, noches de viernes y sábados hasta las 02:30 horas, con un ambiente único con música de DJs en directo.

El precio mínimo es de 40 euros.

Cocina mediterránea fusión en Ottica

Una imagen del restaurante Ottica.

Ottica, en la calle Padre Claret de Madrid encontrarás un espacio donde van de la mano el vanguardismo, la moda y los sabores del mundo. En Ottica encontrarás desde recetas de cocina italiana, española, hasta platos asiáticos y mexicanos entre otros.

En su decoración hay contrastes de colores, de materiales, creand un ambiente espectacular. Se trata de un local a dos alturas, con amplios ventanales de suelo a techo aportando una gran luminosidad. Además, ha sido diseñado por la interiorista Mireia Uriarte.

Y en cuanto a sus platos, puedes comenzar con unas croquetas de carabineros, unas quesadillas de ibérico con guacamole, o quizá una burrata trufada con confitura de calabaza y olivada. Para continuar con un ceviche con mango o unas vieiras alabardadas con ibérico y salmorejo.

En Ottica, hay que probar el ceviche con mango.

Si aún tienes apetito, de postre prueba la tarta de zanahoria artesana o la de queso con frutos del bosque; o, incluso, atrévete con la “mejor tarta de chocolate del mundo”.

Precio medio de 25 euros.

“El arrecife de Madrid” en el restaurante Sargo

Restaurante Sargo.

En Sargo, encontrarás unas estupendas materias primas tanto de mar, como de montaña en un ambiente tranquilo. Cocina mediterránea de mercado donde el protagonista de cada plato es el propio producto; bien tratado y por supuesto bien ejecutado. Un entorno muy acogedor en la calle General Díaz Porlier, 57. Ha sido diseñado por la decoradora madrileña Marta Banús, que ha buscado sobretodo el confort para el cliente.

En Sargo, el equipo de cocina al mando de su chef Pucho Landin, conseguirán que tu experiencia en su mesa sea fantástica. Pucho, gallego, nacido en Pontevedra, lleva tras de sí más de 9 años de experiencia en otros restaurantes como El Culler de Pau, Streetxo y Diverxo. Sus raíces gallegas se dejan sentir en muchos de los platos; un ejemplo son las zamburiñas a la gallega o el pulpo a la brasa.

Pencas con cigalitas plancha

Degustar en Sargo una ensalada de pochas, una codorniz escabechada o unas lentejas con foie y huevo a 62 grados. Como segundo o principal tienen una extraordinaria vaca vieja con foie, salsa de setas y ensalada de cachelos; aunque si prefieres pescado nada mejor que un Sargo a la brasa con chirivía y verduritas wok.

Y para los paladares más dulces que no conciben terminar una buena comida sin un postre, puedes degustar un original plato el albaricoque con pepino y almendras.

Entre 35 y 40 euros, precio medio.

Déjanos tus Comentarios