La reina Letizia, una mujer de segundas oportunidades

La reina Letizia ha trabajado hoy desde Zarzuela.

La reina Letizia ha trabajado hoy desde Zarzuela.

La reina Letizia ha tenido una mañana muy completa en en Palacio de la Zarzuela. Allí se ha encargado de recibir en audiencia a una representación de la Federación de Distribuidores Cinematográficos. El motivo de la reunión no era otra que mantenerla al tanto de la «situación de la industria cinematográfica y los principales retos del sector».

Este no era el final del día de trabajo de la reina Letizia que, más tarde, se reunía también con representantes de la Fundación Mujeres. Con ellos departirá sobre el Fondo de Becas “Fiscal Soledad Cazorla Prieto”, un fondo de ayuda para hijos e hijas de las mujeres víctimas mortales de la violencia de género.

La reina Letizia lo intenta de nuevo

Sin la chaqueta-capa, la falda luce más.

Sin la chaqueta-capa, la falda luce más.

Una de las cosas que más caracteriza a la reina Letizia es su amor por la moda. Todas las prendas que llegan a su armario ocupan un lugar especial y ella busca la ocasión perfecta para poder lucirlas como se merecen. Eso sí, si a la primera no le convence, no duda en intentarlo de nuevo. Precisamente eso es lo que ha sucedido con esta falda en color negro con amplias flores bordadas.

La reina la lució en su día con una camisa en tonos rojizos, una chaqueta capa en color negro y unos salones. Parece que el look no le convenció ya que ha decidido darle una segunda vida con notables cambios en su elección. Por ejemplo, esta vez lo lleva a cuerpo, lo que ha supuesto una mejora. Como la camisa de Hugo Boss es la misma, el mayor cambio está en la chaqueta.

Recupera sus botas mosqueteras

La reina Letizia ha arriesgado con una combinación que no ha terminado de convencer a la crítica.

Esta fue la combinación que intentó la primera vez, en la que algo no terminaba de cuadrar.

Mucho estaba tardando en sacar del armario una de las prendas que la temporada pasada se convirtió en una de sus preferidas, las botas mosqueteras. De rabiosa tendencia el invierno pasado, todavía tienen mucho que decir, por lo que la reina ha optado por recuperarlas para este look.

Sin duda todo un acierto que que consigue un efecto mejor que con los salones rojizos que empleó la vez anterior. Además ha querido añadirle un cinturón en cuero negro, único complemento que se ha permitido. Con la melena suelta y unos sencillos aros de oro, la sencillez ha sido la clave de este estilismo donde la falda, esta vez sí, ha tenido el protagonismo que merecía.

Déjanos tus Comentarios