La reina Letizia rememora su boda en París

reina Letizia viaje a París

La reina Letizia eligió una pieza de su joyero muy especial. /Casa Real.

La visita de los Reyes a París nos ha permitido recordar una de las piezas más especiales en el vestidor de doña Letizia. Quizás este viaje la capital francesa, nombrada en multitud de ocasiones como la ciudad del amor, le haya parecido la ocasión ideal para rescatar esta joya.

A su llegada a Le Gran Palais para visitar la exposición dedicada a Joan Miró todas las miradas se enfocaron en los espectaculares pendientes que lucía la Reina. Se trata de sus pendientes nupciales, un regalo de los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía con motivo de su boda. Una espectacular joya, de aire atemporal, realizada en platino.

La pieza más emotiva de la reina Letizia 

reina Letizia viaje a París

Los Reyes durante su salida al balcón del Palacio Real el día de su boda. /Casa Real.

Cuentan con diez diamantes montados en garra: seis de ellos talla pera de 2,44 quilates, dos talla brillante de 1,22 quilates y otros dos de la misma talla, de 4,54 quilates. Sin duda una de las piezas más especiales de su joyero y que mejores recuerdos le traerá. Además, sin defraudar en su estilismo, la reina Letizia los ha combinado con un vestido de Delpozo.

Un diseño con sello español en un favorecedor tono de azul. El toque más innovador esta en su escote con un voluminoso detalle asimétrico. Una creación muy original, cuyo precio supera los 2.000 euros, que ya lució en la gala que conmemoraba el 50 aniversario del diario AS el pasado mes de diciembre. Cerrando su look, una cartera de Felipe Varela y zapatos de Nina Ricci.

Los Macron, una pareja muy estilosa

reina Letizia viaje ParísLas dos parejas, en el ‘Gran Palais’ de París, siempre figuran entre los personajes más elegantes . /Casa Real.

Una velada única en una ciudad única, en la que también hemos visto un gran despliegue de estilo al resto de invitados oficiales. Emmanuel Macron ha apostado por un traje de corte clásico en tono azul oscuro, casi negro. Mientras Brigitte Macron ha vuelto a confiar en el blanco, uno de sus colores favoritos.

Un elegante traje de cóctel, como mandaba la etiqueta protocolaria, de Louis Vuitton. Su corte, con cuello chimenea parecía un homenaje al tan famoso traje sastre que la reina Letizia lució durante el anuncio de compromiso oficial. Por su parte, el rey Felipe ha preferido dar un toque más clásico a su estilismo con un traje de rayas diplomáticas. Especialmente favorecedor para un hombre de su altura. Una reunión entre dos de las parejas más aplaudidas por la crítica y público en cuestión de moda. Dejando claro que todos vuelven a casa con un sobresaliente en estilo.

 

 

 

 

Déjanos tus Comentarios