La reina Letizia recupera su vestido calado blanco

La reina Letizia ha recuperado su vestido de Adolfo Domínguez de este verano.

La reina Letizia ha recuperado su vestido de Adolfo Domínguez de este verano.

El viaje de los Reyes a La Habana no termina hasta el día 14 por lo que todavía les quedan muchos planes por cumplir y muchas cosas que hacer. Si ayer sorprendían paseando por las calles de La Habana vieja cogidos de la mano como dos enamorados más, el plan de esta tarde no ha sido muy diferente.

Por ejemplo, hoy mismo han comenzado la jornada visitando el Templete de la Plaza de Armas de La Habana vieja. Después se han desplazado hasta el Palacio de los Capitanes Generales, donde han podido ver el repostero bordado sobre terciopelo del Escudo de Armas de La Habana realizado en la Real Fábrica de Tapices de Madrid y que ha sudo donado por los Reyes con motivo de la visita.

La reina Letizia vuelve al blanco

Los Reyes se mostraron muy interesados por lo que les explicaron sobre la zona.

Los Reyes se mostraron muy interesados por lo que les explicaron sobre la zona.

En un lugar como La Habana parece que a la reina Letizia se le ha olvidado ya el frío que dejó en España. Ha optado por lucir los conjuntos veraniegos que ya, por las fechas y el clima de nuestro país, han quedado relegados a lo más profundo de nuestros armarios.

En Cuba las temperaturas son altas por lo que no resulta raro que haya recuperado su vestido blanco de calados de Adolfo Dominguez que pudimos verle este mismo verano, protagonizando el primer posado de la familia una vez que comenzaron sus vacaciones en Palma de Mallorca, como es tradición. Lo ha combinado con las mismas alpargatas que llevó el día anterior, en tono crudo y de firma española.

La Habana, todo amabilidad con los Reyes

Los Reyes no dudaron en fotografiarse con el chef del restaurante donde comieron. / Redes sociales.

Los Reyes no dudaron en fotografiarse con el chef del restaurante donde comieron. / Redes sociales.

Este viaje está resultando muy agradable para los Reyes que se han encontrado con la amabilidad de los cubanos. Cada paseo por las calles de La Habana ha estado marcado por las continuas fotografías que se han hecho con los lugareños y los piropos que han recibido por su parte. Un cariño al que los Reyes no han dudado en corresponder.

Tan a gusto están que incluso han sacado tiempo para ellos. La pareja celebró ayer una comida privada en un paladar del chef Iván Justo. Según informa El Mundo, los Reyes degustaron un menú de un menú de ensalada de cangrejo, croqueta líquida de ropa vieja y su famoso lechón asado. De postre, pai de limón y tarta de cuatro leches.

Déjanos tus Comentarios