La reina Letizia se atreve con una sorprendente mezcla de texturas

La reina Letizia a su llegada a la Fundación Integra con una chaqueta en dos texturas

La reina Letizia a su llegada a la Fundación Integra.

Es habitual que la reina Letizia intercale sus looks más profesionales con otros un poco más ligeros o más clásicos. Hacía tiempo que mantenía una línea más moderna. Sobre todo desde que dejó que entraran en su armario prendas tan especiales como las botas de mosquetero rojas de Magrit.

Sin embargo la semana pasada fue todo un viaje en el tiempo. Un look de traje de chaqueta y falda estilo Chanel y su habitual estilismo working nos dejó con ganas de alguna innovación. No parece que vaya a llegar con la visita de hoy. La reina ha escogido un look acertado, pero que sabe a poco. 

Un momento para cada estilismo

La reina Letizia a su llegada a la Fundación Integra con una chaqueta en dos texturas

Doña Letizia durante la reunión de trabajo. / Redes sociales.

Alejada de cualquier tipo de exceso, doña Letizia ha optado por la sobriedad. Algo que en principio podría ser sorprendente. Todos sabemos que es capaz de arriesgar con prendas más especiales; de las que aportan algún valor añadido a sus apariciones públicas. No solo es representante de todos los españoles, también es nuestra embajadora en cuestiones de moda. 

Sin embargo, teniendo en cuenta los motivos de la reunión de hoy, con la Fundación Integra, este estilismo tiene todo el sentido. Si bien es cierto que de la monarca esperamos ciertas notas de modernidad, también es verdad que el día de hoy no parecía el adecuado para hacer alardes estéticos. Esta Fundación ayuda a personas en exclusión social y personas con discapacidad para que retomen las riendas de su vida a través de la inserción laboral. No era el día adecuado.

Mezcla de texturas, su punto estrella

La reina Letizia a su llegada a la Fundación Integra con una chaqueta en dos texturas

A pesar de la sobriedad del atuendo, doña Letizia se ha permitido algunos guiños. Ha escogido una chaqueta en tonos oscuros y cerrada con cremallera de Carolina Herrera; como detalle, señalar que ha recortado algunos flecos del modelo original. La estrella es la mezcla de texturas; a la altura de la cintura la tela cambia. La prenda finaliza con lana gorda y con mezcla de colores (morado, negro, blanco…).

La reina Letizia lo ha combinado con un pantalón de cuero de Uterqüe; y unos salones en color oscuro de Magrit. El mismo tono que ha elegido para su cartera de mano. El único toque de color que se ha permitido ha sido en la manicura, de un alegre color rojo.

Déjanos tus Comentarios