La reina Letizia cambia el otoño por el verano en Cuba

La reina Letizia y el rey Felipa ya han aterrizado en Cuba.

La reina Letizia y el rey Felipa ya han aterrizado en Cuba.

Los Reyes ya se encuentran en Cuba, dispuestos a formar parte de las celebraciones por el V Centenario de la Fundación de la Ciudad de la Habana, efeméride con la que han hecho coincidir su visita a la isla, considerada histórica por ser la primera visita oficial de un monarca español.

Muy sonrientes y dispuestos a disfrutar de esta experiencia pudimos verles subir al avión, tras la despedida que siempre tiene lugar antes de embarcarse rumbo a un viaje oficial. Los Reyes subieron a bordo sabiendo que, cuando bajaran, la situación que encontrarían iba a ser muy diferente.

La reina Letizia y su cambio de look

El frío de la capital ha dejado paso la clima tropical de Cuba, por lo que la Reina se ha cambiado de ropa.

El frío de la capital ha dejado paso la clima tropical de Cuba, por lo que la Reina se ha cambiado de ropa.

En España estamos disfrutando del tan ansiado otoño, los días cálidos de verano ya son más un recuerdo que una realidad, por lo que la reina Letizia no dudó en encomendarse a Uterqüe para protegerse del frío. Una chaqueta que sorprendió, no solo por tratarse de un estreno, sino también por su originalidad, ya que aporta una visión diferente del habitual estampado pata de gallo al que es tan asidua la Reina.

Como Ana Obregón cuando retomaban la emisión tras una pausa publicitaria, en el transcurso del viaje, la Reina se cambió de ropa. No es raro ya que han aterrizado en La Habana, donde las temperaturas mínimas rondan los 20 grados. Doña Letizia ha dejado a bordo del avión la chaqueta y el jersey de cuello de cisne y ha optado por un vestido camisero.

Parecido, pero diferente

En Barcelona lució este vestido con complementos en rojo; en Cuba ha estrenado este otro con zapatos y cartera en fucsia.

En Barcelona lució este vestido con complementos en rojo; en Cuba ha estrenado este otro con zapatos y cartera en fucsia.

Para aquellos que sigan con atención los cambios de vestuario de la Reina, este vestido poco les habrá sorprendido ya que es muy similar al que llevó junto a sus hijas en Cataluña, tras la entrega de los Premios Princesa de Girona. Un diseño de Victoria Beckham cuya elección provocó un gran placer en la diseñadora. Este vestido no es el mismo, aquel era en azules y este es negro y blanco. Ni es de la misma firma.

Se trata de un vestido camisero de Hugo Boss que se puede adquirir por 399 euros y que la firma describe como «Confeccionado a mano en ligera sarga italiana, estampado con un elegante motivo de cebra. Cuenta con un cinturón con anilla semicircular en la cintura, una tapeta oculta en la parte delantera y puños abotonados». La Reina ha optado por lucir complementos en rosa fucsia de Carolina Herrera para aportar un toque de color.

Déjanos tus Comentarios