La reina Isabel II, desolada tras una trágica pérdida

La reina Isabel II desolada por una trágica pérdida

La reina Isabel II llora la pérdida de uno de sus corgis más especiales.

La reina Isabel II siempre se ha declarado como una amante de los animales. Especialmente de los perros y más en especial aún de la raza corgi. A lo largo de su vida, Isabel ha tenido más de 30 corgis emparentados, en mayor o menor medida, con Susan. Susan es el perro que le regalaron cuando tenía 18 años y fue el precursor de que comenzara toda esta relación de amor con la raza.

Ahora, la Reina llora la pérdida del último perro que tenía relación directa con Susan. Willow padecía cáncer y tenía una avanzada edad, 15 años. Por este motivo su dueña decidió sacrificarlo en el castillo de Windsor; lugar donde también, fue enterrado. Aunque aún tiene tres más -Vulcan, Candy y Whisper- va a ser muy difícil para la Monarca superar esta despedida.  

Willow, un auténtico actor

La reina Isabel II desolada por una trágica pérdida

La reina Isabel II se encargaba de pasear ella misma a sus corgis

Willow ha aparecido en diferentes ocasiones de manera pública. La más llamativa, en un sketch de James Bond con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres. En él, el perro de Isabel y otros dos más dan la bienvenida a Daniel Craig en su llegada al Buckingham donde recibiría una misión por parte de la reina. Un verdadero trabajo actoral que Willow supo defender con creces.

“A lo largo de los años, la reina ha llorado a todos y cada uno de sus corgis. Pero la muerte de Willow le ha afectado más que la de ningún otro. Probablemente se deba a que era su última conexión con sus padres; y con un tiempo pasado que se remontaba a su infancia. Parece el fin de una era, desde luego aseguraba una fuente cercana.

La reina Isabel II desolada por una trágica pérdida

La reina Isabel II disfrutando de la compañía de sus mejores amigos

Es evidente que sus perros han sido fundamentales en la vida de Isabel II; eran los únicos que podían entrar y salir por su dormitorio y estaban bien adscritos al protocolo. La Reina decidía dejar de criar corgis en 2016 por temor a que jugando la pudieran tirar. Y así mismo no quería dejar ningún perro como herencia. En cualquier caso, tendrá que superar esta difícil muerte y seguro, se apoyará en sus últimos y más fieles amigos.

Déjanos tus Comentarios