Cinco pasos para recuperar tus pies tras las vacaciones

Cinco pasos para recuperar tus pies tras las vacaciones

Cuidar los pies es algo fundamental para mantener el buen estado de los mismos.

Nuestro pelo, nuestra piel y también nuestros pies pueden resultar dañados en verano. El uso de un calzado abierto y en muchas ocasiones, nada cómodo, hace que los pies y, especialmente los talones, entren en contacto con la suciedad de manera directa. Pero además, durante la época estival, solemos andar más que el resto del año y al servir como base de nuestro cuerpo, se ven afectados y sufren las consecuencias.

Para poner remedio a estas afecciones y recuperar nuestros pies de cara al invierno, es imprescindible el buen cuidado de los mismos. Así, la exfoliación y las cremas hidratantes se convertirán en tus mejores aliados. Siguiendo un rutina, y cuidándolos con la misma dedicación que a otras zonas de nuestro cuerpo, los resultados serán más que visibles en poco tiempo.

1. Prepara un baño para tus pies

Además de limpiar tus pies cada vez que te duches, es importante realizar un baño específico, al menos, una vez por semana. Utiliza agua tibia y añade jabón o aceites esenciales. Una manera perfecta de relajarte tras un día de trabajo, es sumergir tus pies en agua que contenga un toque de lavanda o romero.

2. Exfoliación

Cinco pasos para recuperar tus pies tras las vacaciones

Realizar un baño con aceites o sales esenciales es una forma perfecta de relajarse.

Aunque no es necesario que los pies estén húmedos, se recomienda que sea así para desprendernos de las durezas y pieles muertas con mayor facilidad. Bien sea con un exfoliante específico, con uno casero o en los casos más extremos, con una lima. La exfoliación es un paso fundamental para eliminar la suciedad y dejar lo más suave posible la piel.

3. Seca muy bien tus pies 

Puede parecer una tontería, pero este paso es fundamental. Los pies son una de las partes de nuestro cuerpo que más humedad retienen. Esto significa que la proliferación de hongos a causa de la transpiración o no secarlos correctamente es más que posible.

4. Hazte la pedicura

Si quieres que tus pies se vean aún más bonitos, aprovecha para cortar, limar y si quieres, pintar tus uñas. Unas uñas correctamente tratadas, no solo harán que se vean más sanos, sino que también lo estén. Cuidar de nuestras uñas de los pies, evitará la aparición de hongos en las uñas que podrían derivar en problemas mayores.

5. Hidratación

Cinco pasos para recuperar tus pies tras las vacaciones

Con la hidratación, conseguirás un aporte extra de suavidad.

Una vez que hayas terminado con tu rutina de cuidados, aplica la crema. Es preferible que sea una crema específica para estos ya que suelen contener activos que ayudan en su regeneración. En cualquier caso, una crema de tendencia grasa es una opción ideal para proporcionar la máxima hidratación. El truco está en ponernos un calcetín a continuación de la crema, para asegurar que esta penetre por completo.

Déjanos tus Comentarios