Ramón García: «Tras las camapanadas, mis amigos se ponen mi capa y se hacen fotos conmigo»

tx

Es uno de los rostros más emblemáticos de TVE y cuesta imaginarse un fin de año sin Ramón García dando las campanadas. Sin él y sin su emblemática capa, que confiesa que guarda en casa y únicamente la saca el 31 de diciembre. Este año el vasco vuelve a ponerse al frente de este evento en el que únicamente contará con la compañía de Anne Igartiburu y del equipo técnico de la cadena pública ya que ni su mujer, Patricia Cerezo, ni sus dos hijas, Verónica y Natalia, acuden a la Puerta del Sol. Con ellas cuenta que se reúne cuando el directo ha acabado y lo celebran con una fiesta en casa rodeados de familiares y amigos.

-Ramón, eres un veterano en las Campanadas…

-Sí, hace ya quince años que empecé en las Campanadas y veinte desde que me puse por primera vez. Estoy muy contento, es un regalo hacer esto.

-¿No echas de menos despedir el año el casa?

-También lo he hecho.

-¿A tus niñas no les molesta que te tengas que ir?

-No, ellas están encantadas de verme en la televisión con el reloj.

-¿No te han acompañado nunca?

-No. Me acompañó un año Patricia que quería ver cómo era aquello. La advertí que no le iba a gustar y así fue, de hecho no volvió más (risas).

-¿Por qué?

-Porque es un sitio muy reducido, hay mucha gente… Es incomodo para estar. Además yo estoy trabajando, repasando..

-¿Tus hijas apuntan maneras para dedicarse a la comunicación?

-Son muy pequeñas todavía, ellas ven mi trabajo como algo normal.

-¿Presumen de padre en el colegio?

-Nunca han sido niñas fardonas en ese aspecto. Yo voy todos los días a su colegio y los niños de allí me conocen pero me tratan como a un padre más.

-¿Haces alguna celebración días antes o después ya que no puedes despedir el año con los tuyos?

-No, soy un pcoo soso en eso. El día es el día, no se puede celebrar ni antes ni después.

-¿Cómo se mantienen los nervios a raya ante algo tan importante?

-Bien, nunca he sido un presentador que me he puesto nervioso, soy tranquilo para eso.

tx2

-¿Qué imprevisto te ha surgido que recuerdes con especial cariño?

-Siempre recuerdo que dando las Campanadas con Carmen Sevilla se le enganchó un tacón y casi se cae. Cuando dejé de salir en cámara seguía hablando pero me agaché a intentar sacarle el tacón.

-¿Has confundido alguna vez los cuartos con las campanadas?

-No, porque con el realizador diseñé un truco para no meter la pata, y lo sigo manteniendo.

-¿Eres supersticioso?

-No, alguna vez me he puesto un calzoncillo rojo porque me ha mandado mi mujer, este año no me ha dicho nada aún.

-Alguna vez has llevado calzones, ¿verdad?

-Sí, cuando he visto en la previsión del tiempo que iba a hacer frío, porque me ha hecho de todo, ha granizado, ha llovido… El año que las dí con Carmen Maura no pudimos estar en el balcón, lo hicimos en un piso.

-¿Lo mejor este año qué es?

-Tener a mi familia bien, ha habido trabajo…

-¿Qué pides al 2016?

-Salud, trabajo y paz. No me planifico nada.

-¿El resto de Navidad cómo la pasas?

-Las comparto con mis sobrinas, mis padres, mi familia política… Normalmente me voy unos días a Bilbao, otros en Madrid…

-¿Qué proyectos profesionales hay a la vista?

-Sigo en la radio aunque no esté con programa, tengo cosas en TVE que están paradas por las elecciones…

-¿Temes que si cambia el gobierno acabe tu estancia en la cadena pública?

-Nunca he estado por política, soy un profesional de la radio y de la televisión.

-En las reuniones familiares, ¿te mandan ejercer de presentador?

-No, pero el año pasado cuando llegué de las campanadas había montado mi mujer una fiesta en casa con algunos amigos y todos se pusieron mi capa y se hicieron una foto conmigo.

-¿Dónde la guardas?

-En casa, en un armario, y solo la saco para ese día. El primer año el estilista me llevaba varias coas de abrigo y todas me quedaban mal menos la capa de él, así que me la prestó. Se jubiló al tercer año pero fue a llevármela y ya el cuarto año consecutivo mi mujer me regaló una capa por mi cumpleaños que es la que saco en los últimos años.

-¿No te atreves a salir sin ella?

-Muchas veces he pensado quitármela porque queda antigua, pero es una tradición.

-Eres un hombre tradicional también en lo personal…

-Sí, sigo, y con la misma mujer (risas). Patricia y yo somos muy felices juntos, formamos un matrimonio muy estable y espero que siga así siempre.

 

 

 

Déjanos tus Comentarios