Rafa Nadal y Xisca Perelló: ¿cómo será su boda?

La semana que viene, Rafa Nadal pasará a ser un hombre casado.

La semana que viene, Rafa Nadal pasará a ser un hombre casado.

Cada vez falta menos para una de las grandes bodas del año. Rafa Nadal y Xisca Perelló pasarán a ser marido y mujer el próximo día 19 de octubre, tras toda una vida juntos. Ella siempre ha sido el mejor apoyo del tenista, acompañándole en los torneos y convirtiéndose en su ancla y su apoyo.

La pareja siempre se ha mostrado más que discreta, de hecho pocas son las ocasiones en las que han hecho declaraciones sobre su relación. Una historia de amor que comenzaron de adolescentes y que ha crecido junto a ellos, convirtiéndose en una relación adulta, preparada para un paso más.

Rafa Nadal y Xisca se casan

Xisca Perelló y Rafa Nadal llevan juntos quince años de discreta relación.

Xisca Perelló y Rafa Nadal llevan juntos quince años de discreta relación.

Que la noticia de su boda se hiciera pública no gustó nada a Rafa Nadal. Él siempre ha estado muy centrado en su carrera, en ganar partidos y disputar competiciones por lo que la fama asociada le ha pillado un poco por sorpresa. Su vida interesa y, lo cierto es que es uno de los pocos famosos que consiguen el consenso del público, todo el mundo se alegra cuando gana y está feliz de verle feliz.

Él encontró la felicidad hace 15 años. Xisca es la mujer ideal para él, que le comprende y con quien comparte sus alegrías y preocupaciones, quien le acompaña en la aventura de la vida y con quien ha crecido como hombre y como tenista. Por eso su enlace se ha convertido en un momento más que especial, empezando por el enclave elegido: Sa Fortalesa de Pollensa, en Mallorca, el mismo lugar donde se casaron Rudy Fernández y Helen Lindes. Una boda que, eso sí, ambos quieren celebrar en la más estricta intimidad, por lo que la pareja ha querido blindarla, evitando filtraciones a la prensa y las miradas de curiosos.

¿Qué sabemos de la misteriosa cita?

Xisca Perelló y Rafa Nadal llevan juntos quince años de discreta relación.

En la imagen, Xisca sufriendo durante un partido de Rafa.

Lo cierto es que, debido al secretismo que mantiene la pareja en relación a este tema, la información llega con cuentagotas. Ya se sabe que el sacerdote encargado de oficiar la ceremonia será Bartomeu Català (presidente de la ONG Projecte Home Balears), amigo de la pareja desde hace tiempo, que intentará que la ceremonia se convierta en un momento mágico para ellos y cargado de simbolismo.

Todavía no se sabe con exactitud quién se encargará del catering del enlace, pero se espera que intervenga la chef mallorquina Maca de Castro y no se descarta a Quique Dacosta. El novio vestirá de Brunello Cucinelli y Xisca ya ha estado en Barcelona para las pruebas finales de su vestido, para el que ha confiado en Rosa Clará.

Déjanos tus Comentarios