Los problemas de salud de Meghan Markle

El príncipe Harry y Meghan Markle anuncian su compromiso

Harry y Meghan en el conocido Jardín Blanco, posando por primera vez tras anunciar su compromiso.

Queda tan solo un mes para que llegue el gran día. La cuenta atrás para la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry se ha activado; y con ella los entendibles nervios de los contrayentes. Además, no se trata de un enlace al uso. Así, el hecho de ser la gran protagonista en un evento de esta envergadura está afectando a la salud de la actriz, algo que le preocupa enormemente a su entorno.

Es cierto que Meghan Markle está acostumbrada a desenvolverse ante las cámaras, pero esta vez no se trata de interpretar un papel o aprenderse el guion. En su vida real es la protagonista de un cuento de hadas en el que, lejos de lo que pueda parecer, no todo es idílico. Sus íntimos creen que el agobio que siente por dar lo mejor de sí misma el 19 de mayo se está convirtiendo en grave un problema para ella y no saben cómo poder ayudarla.

Las secuelas del estrés

¿Quieres conseguir el bolso más ideal de Meghan Markle?

Meghan Markle, muy delgada en su último acto oficial.

Meghan está bajo presión constantemente. Se siente muy estresada por su inminente boda. Se pone enferma cada poco tiempo. Los amigos temen por su salud. Ahora ella está luchando con el estrés, las exigencias de ese gran evento… De hecho, la presión ha empeorado. Esto ha hecho que se sienta físicamente enferma”, dice una persona cercana a un medio de Nueva Zelanda.

“Ha estado sufriendo de insomnio, dolores de estómagoTambién tiene cambios de humor y falta de apetito, comentaba esta persona. Además, todas estas dolencias está haciendo mella en su físico, donde los nervios son más que visibles. La prometida del príncipe Harry ha perdido ya cuatro kilos y cree que va a seguir adelgazando en este mes que queda.

Una gran ayuda

¿Quién vestirá a Meghan Markle de novia?

Ya vimos a Meghan Markle vestida de novia en la serie Suits.

Por suerte, hay algo que sí consigue tranquilizar a Meghan: ya está todo preparado. Su vestido, que es el secreto mejor guardado está listo; ya tienen elegido al fotógrafo que inmortalizará el gran día; los menús están diseñados; casi todos los invitados han confirmado ya si asistirán o no; la luna de miel está reservada…

Déjanos tus Comentarios