Principios activos de medicina estética: qué son y para qué se utilizan

Principios activos de medicina estética: qué son y para qué se utilizan

Los principios activos son los grandes desconocidos de la medicina estética.

Infiltraciones, tratamientos de bioestimulación, rellenos, técnicas para embellecer la piel o combatir el envejecimiento y sus secuelas (como la flacidez o la aparición de arrugas)… Los tratamientos de medicina estética, así como las sustancias que se utilizan para realizarlos, es decir, los principios activos figuran, cada vez más, en el vocabulario cotidiano.

Sin embargo, la mayor parte de las personas desconoce qué son y por qué se utilizan. Ya sea aplicados de forma tópica sobre la piel, o introducidos directamente en sus estructuras, esta selección de activos figura entre los más utilizados por su eficacia y seguridad probadas.

Ácido hialurónico

Es un compuesto presente en todos los seres vivos, (en estructuras, articulaciones, tejido celular subcutáneo…) cuya ausencia o presencia en menor concentración está relacionada con el envejecimiento y la hidratación.

Ácido kójico

Producto natural procedente de la fermentación del arroz que inhibe la formación de melanina, por lo que es un potente despigmentante utilizado en peelings y productos cosméticos.

Alfahidroxiácidos (AHA’S) 

Son ácidos presentes tanto en frutas como verduras, con una gran capacidad de mejorar la textura de la piel. Actúan sobre la renovación cutánea, la exfoliación y aumentan la capacidad de penetración de otros productos (tanto cosméticos como médico estéticos).

Ácido Glicólico

También llamado ácido hidroxiacético, es el AHA´s de cadena molecular más pequeña, lo que hace posible una penetración rápida en las capas profundas de la piel. Acelera así, por tanto, el proceso de renovación epidérmica tan importante en procedimientos médico estéticos.

Ácido poliláctico

Es un biopolímero constituido por moléculas de ácido láctico. Se emplea en medicina estética para mejorar la flacidez al estimular la creación de nuevo colágeno y por tanto, tiene un efecto relleno derivado del aumento de grosor del tejido celular subcutáneo.

Ácido salicílico

Principios activos de medicina estética: qué son y para qué se utilizan

Algunas técnicas como la mesoterapia consisten en infiltrar el principios activo determinado en cada caso.

Producto obtenido de la corteza del sauce y con numerosas aplicaciones en medicina estética. Se emplea, por ejemplo, en peelings sobre zonas donde exista acné, secuelas de acné, fotoenvejecimiento e hiperpigmentaciones.

Aminóacidos

Son moléculas que forman parte de las proteínas. Y por tanto, de los procesos biológicos fundamentales. La edad y el desgaste físico o mental hacen que disminuya su presencia en el organismo.

Ácido retinoico

También denominado tretionina, es un derivado de la vitamina A. Es un potente antioxidante, estimula la producción de colágeno y además es un excelente despigmentante.

Factores de crecimiento

Son fragmentos de proteína. Se encuentran en plaquetas, macrófagos y células sanguíneas. El más importante en medicina estética es el epidérmico, específico ante el envejecimiento.

Bótox / Toxina botulínica

Neurotoxina producida por una bacteria, empleada en medicina estética para conseguir la relajación de los músculos en los que se inyecta, y por tanto, una reducción temporal de las arrugas que provocan las contracciones musculares, sobre todo arrugas de expresión.

Colágeno

Es una proteína básica como elemento de sostén, que forma fibras encargadas de mantener unidos los diferentes elementos conectivos (huesos, articulaciones, músculos, piel…). La elasticidad e hidratación del cuerpo dependen en gran medida de él.

Elastina

Es una proteína que encontramos en hueso, cartílago y tejido conectivo en general. Actúa conjuntamente con el colágeno pero a diferencia de este, produce elasticidad.

Proteínas / Péptidos

Principios activos de medicina estética: qué son y para qué se utilizan

Uno de los principios más consumidos por vía oral es el colágeno, tomado en cápsulas de aceite.

Son moléculas formadas por aminoácidos unidos entre sí. Son fundamentales para el crecimiento, así como para sintetizar, modular y mantener los tejidos del cuerpo. Su déficit produce una aceleración del envejecimiento y provoca que no se sinteticen colágeno y elastina, básicos en las estructuras faciales.

Retinol

Es la vitamina A, liposoluble, muy usado en medicina estética y cosmética, pues produce una estimulación de colágeno, renovando la piel. Uso indicado para el tratamiento de arrugas, homogeneización de la textura y color de la piel.

Polidioxanona (PDO)

Sustancia sintética reabsorbible utilizada en cirugía cardíaca y con la que están hechos los hilos tensores. También llamados hilos mágicos. Utilizados en tratamientos de medicina estética para mejorar la flacidez y tensar tanto la piel como el tejido celular subcutáneo, así como para incrementar la calidad de la misma, pues induce la producción de fibras de colágeno.

Vitaminas

Son sustancias presentes tanto en nuestro organismo como en la alimentación, indispensables para el buen desarrollo y funcionamiento de las funciones vitales. Intervienen en el metabolismo de muchas sustancias y su déficit provoca o favorece la aparición de muchas enfermedades.

Vitamina C

Es una sustancia con un gran poder antioxidante bloqueando los radicales libres de nuestro organismo, empleada por tanto en cosmética y en medicina estética para mejorar el aspecto de la piel y protegerla del envejecimiento. Es notoria su capacidad despigmentante, así como su capacidad anticomedogénica y su poder para aportar luminosidad y unificar el tono.

Silicio

Es un mineral fundamental en la formación de tejidos, hueso, articulaciones, tejido conectivo, uñas, pelo, tendones… Es básico para mantener la fuerza y resistencia de los tejidos. Se usa en tratamientos para la flacidez. La estructura del tejido conectivo está muy ligada a la presencia de silicio orgánico.

Déjanos tus Comentarios