El príncipe Harry ya está en Vancouver con su familia

Meghan Markle y el príncipe Harry ya se han reunido en Vancouver.

Meghan Markle y el príncipe Harry ya se han reunido en Vancouver.

No ha querido perder el tiempo y, en cuanto ha finalizado sus compromisos en Reino Unido, el príncipe Harry ha puesto rumbo a Canadá. La pareja ha pasado en Vancouver las vacaciones de Navidad y todo apunta a que será allí donde establezcan su residencia la mayor parte del tiempo.

Meghan Markle fue la primera que viajó hasta allí, tras pasar pocos días en Reino Unido, una vez que dieron la noticia de que querían dejar de ser miembros senior de la familia real. En Vancouver le esperaba Archie, que no les acompañó en esta escapada porque el viaje era muy largo y pronto regresarían.

El príncipe Harry se reúne con su familia

El príncipe Harry descendía sonriente del avión, deseando reencontrarse con su mujer y su hijo.

El príncipe Harry descendía sonriente del avión, deseando reencontrarse con su mujer y su hijo.

Un sonriente príncipe Harry descendía del avión en Canadá para reunirse con su familia. Estos días han sido complicados para él ya que ha tenido que enfrentarse a las decisiones de su familia, que no se ajustaban a sus deseos. Él quería que su familia pudiera disfrutar de una vida más tranquila, alejada de la primera línea en la que le coloca su papel como segundo hijo del heredero al trono.

«Nuestro deseo era continuar sirviendo a la Reina, la Commonwealth y mis asociaciones militares, pero sin financiación pública. Desafortunadamente, no ha sido posible», decía Harry durante su primer discurso público tras conocerse la decisión de la Reina. Tras muchas conversaciones, Casa Real decidió que los Sussex, «ya no pueden representar a la Reina formalmente», tampoco «usarán sus títulos de Su Alteza Real ya que no son miembros en activo de la Familia Real», ni recibirán «fondos públicos por sus actividades en la Realeza». Eso sí, la pareja «mantendrán sus patronazgos y asociaciones privadas». 

Un reencuentro muy esperado

duques de Sussex, primera imagen de su hijo

Para Harry y Meghan el nacimiento de su hijo Archie fue un punto de inflexión en sus vidas.

Meghan ha permanecido junto a Archie mientras todo esto tenía lugar. Le correspondía al príncipe Harry llegar a un acuerdo con la reina Isabel II para ver qué lugar ocuparía su familia a partir de ahora  y de qué forma podrían seguir ayudando tras dar un «paso atrás en sus obligaciones reales». Esta es una decisión que no ha sido tomada de un día para otro. Ambas partes han confirmado que llega tras meses de conversaciones y, hace años, el propio Harry comentó que se lo había planteado muchas veces.

Su boda y el nacimiento de su hijo, hace ocho meses, parecen haber sido decisivos a la hora de tomar esta decisión. Harry tiene muy presente a su madre y su prematura muerte, y quiere proteger a su familia. Ha sentido cómo algunos medios de comunicación británicos atacaban en exceso a su mujer y no quiere que la historia vuelva a repetirse. De momento parece que en Canadá pueden disfrutar de la tranquila vida a la que aspiran. Ya se ha podido ver a Meghan, sonriente y relajada, paseando con Archie y sus perros mientras esperaba que su marido aterrizara en la ciudad para unirse a ellos en su nueva vida.

Déjanos tus Comentarios