El príncipe Guillermo tendrá que irse pronto de la boda de su hermano

Meghan Markle criticada por su hermano

El príncipe Guillermo está encantado con la boda Harry y Meghan Markle, con la que ha congeniado a la perfección.

Este 19 de mayos todo el mundo estará pendiente de Londres. Allí se celebra una de las bodas más importantes de todos los tiempos: la del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle. Un enlace que no está exento de polémica, especialmente protagonizada por la desestructurada familia de la novia. Muchos de sus miembros han dado ya varios escándalos a pesar de que no todos están invitados. Algo que aumenta los nervios de la actriz, a la que el estrés le está pasando factura.

Sin embargo, ahora sabemos que él también está disgustado. Y no por los Markle ni por ver a su prometida tan nerviosa. Es por algo que tiene que ver con los suyos, los Windsor. Concretamente con su propio hermano. El príncipe Guillermo ha sido elegido por el novio como su Best Man. Se trata de una especie de padrino que le acompañará al altar, llevará las alianzas, dará la bienvenida a los invitados y dedicará un brindis a los recién casados. El duque de Cambridge está encantado de que Harry le haya elegido para tan importante labor, pero lo cierto es que no podrá disfrutar de la boda de principio a fin.

Su hombre de confianza

Los príncipes Guillermo y Harry son hermanos pero, sobre todo, amigos. Están muy unidos.

Aunque se trata de una celebración muy especial para él, conviene no olvidar que sus obligaciones como heredero al trono de Inglaterra están por encima de todo. Así, el príncipe Guillermo tendrá que ausentarse de la boda de su hermano antes de lo esperado. El motivo es que es la final de la FA Cup, el torneo de fútbol más prestigioso y antiguo de Inglaterra. Él es presidente de la Asociación de Fútbol inglesa.

Por ende, tiene que hacer entrega del trofeo al equipo vencedor. Un acto que tiene lugar donde se disputa la final, el Wembley Stadium. Un lugar que está a aproximadamente una hora en coche del castillo de Windsor. Es en su interior donde el príncipe Carlos tiene previsto hacer una fiesta homenaje a los novios tras la recepción de la reina Isabel II.

Déjanos tus Comentarios