El príncipe Félix de Dinamarca rompe con una antigua tradición familiar

El príncipe Félix de Dinamarca rompe con una antigua tradición familiar

El príncipe Félix de Dinamarca junto a su padre, Joaquín, y su mujer Marie.

Que las monarquías se renuevan para adaptarse a los nuevos tiempos no es una novedad. Por ejemplo, con la llegada de plebeyos a su seno; como Kate Middleton y Meghan Markle en el caso de la monarquía británica; Sofia Hellqvist y Daniel Westling en Suecia; o la reina Letizia en la española. Pero no es lo único que está cambiando entre la realeza.

Y es que según hemos conocido, el príncipe Félix de Dinamarca ha decidido romper con una antiquísima tradición. Una que siguieron su padre, el príncipe Joaquín, su tío Federico e incluso su abuela, la reina Margarita. Y que ha sido toda una sorpresa en el país danés; pero bien recibida, hay que decir.

Una educación diferente

El príncipe Félix de Dinamarca rompe con una antigua tradición familiar

Nicolás y su hermano Félix en un evento de la familia real danesa.

Así, según afirma el medio BT, el hijo de Joaquín de Dinamarca y la condesa Alexandra ha decidido asistir a un instituto público. Una elección que, según parece, ha tomado el joven. La otra opción que le habían dado sus progenitores era la de seguir la estela familiar y continuar su educación en un centro privado. Su hermano mayor, Nicolás, lo hizo en un prestigioso internado.

Sin embargo, Félix de Dinamarca ha decidido que no quiere ese tipo de educación. Prefiere ir y venir al hogar familiar a diario, así como continuar cerca de los suyos. Según parece, la mayoría del círculo de amigos del joven asistirá a dicho instituto. Ellos han sido también clave en el que el nieto de la reina Margarita no quiera ir a un lugar privado.

Dinamarca aplaude la elección

El príncipe Félix de Dinamarca rompe con una antigua tradición familiar

La reina Margarita rodeada de su familia.

Y en su país no se han hecho esperar las alabanzas a la decisión del joven. Por un lado, porque muestra un apoyo a la escuela pública. De esta forma, la monarquía danesa la respalda con su elección. Algo inaudito hasta la fecha, al menos de facto, que no de palabra.

Y, aparte, porque se ve como un guiño y un acercamiento al pueblo danés. Se aleja de los elitista y ha optado por una educación tradicional como la de la mayoría del pueblo. Así, con su elección, Félix de Dinamarca se ha ganado el aplauso generalizado.

Déjanos tus Comentarios