Todas las anécdotas de la primera visita oficial de la princesa Leonor a Covadonga

 princesa Leonor

La princesa Leonor ha hecho su primera visita oficial a Covadonga.

Si alguien está siendo hoy protagonista de todos los medios, es la princesa Leonor. Su debut como heredera al trono de España ha ido viento en popa. Y tras guardar la compostura en los diferentes actos que se han dado por el Centenario de Covadonga, Leonor ha podido darse su primer baño de masas. Muy sonriente y dispuesta a fotografiarse con todo aquel que se lo pidiera, la Princesa ha protagonizado alguna que otra anécdota.

Pero no ha sido la única en dejar momentos para el recuerdo. Todo comenzaba esta misma mañana cuando la Familia Real se retrasaba en su hora prevista. Pues, aunque su llegada marcada eran las 11.40, un curioso motivo ha hecho que no hicieran acto de presencia hasta las 12.00.

El motivo de su retraso

Los Reyes junto a sus hijas a su entrada en la Basílica.

La Familia Real ha sorprendido a todos los residentes de la Fundación Camilia Beceña con quienes han podido estar unos minutos y fotografiarse. Doña Letizia ha utilizado este lugar como camerino particular pues mientras que don Felipe y sus hijas han llegado ataviados para la jornada, doña Letizia iba vestida de manera informal. Veinte minutos de retraso que poco ha importado a todos los fieles seguidores de la Corona Española.

Otra de las cosas que han llamado mucho la atención ha sido el comportamiento de los Reyes y sus hijas durante la liturgia religiosa. Tal y como apunta Look ninguno de ellos habría comulgado ni tampoco, habrían realizado la genuflexión que todo católico realiza al entrar y salir de un templo. Algo que sí han hecho, en cambio, en su visita a la Santina donde todos -excepto la Reina- se han santiguado ante la Virgen.

Una insignia inspirada en la del Rey

 princesa Leonor

La princesa Leonor y la reina Letizia se han fotografiado con una seguidora a través de un divertido selfie.

La princesa Leonor ha recibido en este día tan especial su insignia de princesa de Asturias. Y lo ha hecho a manos del presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández durante un receso en el programa tras la ofrenda floral a don Pelayo. Así junto a las medallas que les ha entregado el arzobispo a ella y su hermana, las joyas se han convertido en grandes protagonistas en este día. Leonor lucía la emblemática insignia en lo que ha sido su primer baño de multitudes.

Un baño de masas al que ha sido su propia madre, la reina Letizia quien les ha animado a darse. Tanto es así que ha acompañado a Leonor y la infanta Sofía en el recorrido y ha dejado para el recuerdo de una fiel seguidora un curioso selfie junto a su primogénita. Una estampa que estamos poco acostumbrados a ver y que seguro de aquí en adelante será mucho más habitual.

Déjanos tus Comentarios