El polémico look de Kate Middleton en Ascot

El polémico look de Kate Middleton en Ascot

A pesar de cumplir el protocolo, el look de Kate Middleton en Ascot ha sido criticado.

Cuando los ojos de medio mundo están puestos en ti, cualquier paso que des en falso se convierte automáticamente en noticia. Es lo que le sucede a Kate Middleton, cuyos movimientos, estilismos y reacciones son analizados hasta la saciedad. Y la última vez que la hemos visto en público, en las elitistas carreras de Ascot, así ha sido.

En su última aparición, la mujer de Guillermo ha sido noticia por su look; estamos acostumbrados a verla siempre en la lista de las mejor vestidas y, una vez más, ha acertado de pleno con el protocolo de la cita. Pero no ha sido noticia en los medios británicos por eso, sino por el coste total de su elección estilística.

La duquesa de Cambridge ha lucido un vestido de Alexander McQueen de encaje blanco, con detalle de peplum en la cintura y manga larga cuya elección ha causado indignación en buena parte de la opinión pública británica. ¿El motivo? Su elevado precio, pues se estima que la creación de la diseñadora Sarah Burton para uno de los miembros más queridos de la familia británica rondaría los cinco mil euros.

Polémicas al margen, y como manda el protocolo de Ascot, Kate lució un tocado a juego con el vestido; remató su look con unos zapatos de Gianvito Rossi; como única joya destacable, su anillo de compromiso. 

El conjunto le sentaba como un guante a la madre de George y Charlotte, que estaba espectacular y consiguió acaparar la mayoría de los flashes; pero, como sucedió el año pasado con su elección de Dolce&Gabbana, las acusaciones al elevado coste de su vestimenta no se han hecho esperar desde los sectores más críticos con la monarquía.

Ascot, un día importante para la monarquía británica

Junto al resto de la Familia Real británica, y ajenos a la polémica, hemos visto a los Duques de Cambridge disfrutar del torneo. A la cita hípica acudieron Beatriz y Eugenia de York, así como Zara Philips, todas ellas primas de Guillermo. También estaba la princesa Anna, su tía, y su padre, el príncipe Carlos, acompañado de Camilla Parker Bowles.

Y, por supuesto, la reina estaba allí. Isabel II, plenamente recuperada de sus pequeños problemas de salud, apareció con un colorido conjunto en verde. Además, la soberana ha acudido a Ascot junto a su marido, Felipe de Edimburgo; quien, a pesar de anunciar hace unas semanas su retiro de la vida pública, sigue acudiendo a las citas que le interesan.

Déjanos tus Comentarios