Pieles maduras: imprescindibles para un aspecto radiante

Pieles maduras: imprescindibles para un aspecto radiante

Un rostro más sano, joven y luminoso: es la propuesta de Gisèle Denis, especialista en pieles maduras.

Las pieles jóvenes no tienen las mismas necesidades que las pieles maduras. A medida que vamos cumpliendo años, se produce una serie de cambios a nivel biológico en todas las capas de la piel. Las células encargadas de mantener la firmeza y la elasticidad ralentizan sus funciones, sobre todo a nivel de reparación y regeneración de las agresiones externas.

Los cambios hormonales empiezan a pasar factura, y los factores externos, desde la acción de las radiaciones solares a la contaminación, se unen a otros como la alimentación desequilibrada, el cansancio o el estrés para hacer que los signos de envejecimiento empiecen a ser evidentes. Por todo esto, la piel exige un cuidado específico y experto, adaptado a sus requerimientos.

Gisèle Denis, especialista en pieles maduras

Además de su nuevo contorno de ojos, Gisèle Denis cuenta también con cuatro tratamientos de acción inmediata en ampollas.

Además de su nuevo contorno de ojos, Gisèle Denis cuenta también con cuatro tratamientos de acción inmediata en ampollas.

Gisèle Denis, la marca especializada en pieles maduras desde hace más de 40 años, ofrece una completa gama de tratamiento facial para este tipo de pieles que incorpora innovadoras formulaciones, basadas en los últimos avances de la dermocosmética. Sus productos están especialmente desarrollados para atender a todas y cada una de las necesidades de estas pieles.

Necesidades como combatir los signos de envejecimiento, prevenir la aparición de otros más marcados, y mantener una piel saludable y bonita a lo largo de los años. Los productos de Gisèle Denis contienen potentes activos que atienden a las principales necesidades de la piel madura: tratamiento de las arrugas, hidratación, luminosidad, nutrición y elasticidad.

Un arsenal al servicio de la belleza

Pieles maduras: imprescindibles para un aspecto radiante

El envejecimiento de la piel es algo natural e inevitable, sin embargo, ciertos cosméticos ayudan a combatir los signos más visibles.

El envejecimiento de la piel es algo tan natural e inevitable como el paso del tiempo. El metabolismo de las células se ralentiza al tiempo que disminuye la síntesis de colágeno y ácido hialurónico. El deterioro de la vascularización favorece la deshidratación, y aparecen desórdenes de pigmentación que dan lugar a las manchas tan características de las pieles maduras.

Y en la delicada zona del contorno de los ojos, cuya piel es diez veces más fina que en el resto del cuerpo, el agotamiento se traduce en forma de ojeras, bolsas y arrugas. Para combatirlos, Gisèle Denis ha desarrollado un nuevo contorno de ojos que pasa a formar parte de su amplio arsenal antiedad. Además, completa la rutina de tratamiento diario favoreciendo que la mirada tenga un aspecto descansado y rejuvenecido.

Déjanos tus Comentarios