Penélope Cruz habla sobre su maternidad sin tapujos

Penélope Cruz

Penélope Cruz es una actriz conocida mundialmente y por primera vez ha hablado sobre su maternidad sin tapujos.

La actriz madrileña habló sin tapujos con la actriz estadounidense en In Goop Health, un evento que organiza Gwyneth Paltrow y su empresa, Goop, dedicada al lifestyle y la búsqueda del bienestar. Penélope Cruz es una estrella de Hollywood consolidada y por primera vez ha hablado sobre sus primeras sensaciones tras convertirse en madre.

La actriz se sinceró y habló sobre su maternidad con su amiga, pero además quiso hacer hincapié en las dos experiencias tan distintas que tuvo después de dar a luz a sus dos hijos.

Penélope Cruz se sincera

Penélope croz y Gwyneth Paltrow

La actriz madrileña y Gwyneth Paltrow mantiene una buena relación de amistad por eso, la actriz estadounidense quiso invitar a Penélope a su programa para que hablara sobre maternidad de forma calmada y sin presión.

La mujer de Javier Bardem quiso compartir la presión por estar perfecta que sintió nada más dar a luz a su primer hijo, como si nada hubiera sucedido. Y lo cierto es que traer a un bebé al mundo no es nada fácil y para el cuerpo supone un esfuerzo muy grande que, como es evidente a posteriori, puede dejar algunas secuelas.

«Me di cuenta de la cantidad de cuentos de hadas, películas y mensajes de la sociedad que me han llegado por la forma en que salí del hospital la primera vez y la manera en que lo hice la segunda (tras la llegada de su hija Luna). Éramos dos mujeres diferentes», la actriz de éxito internacional ha reconocido que tras dar a luz a su primer hijo le importaban muchos las apariencias y sobre todo ese calificativo de «supermujer». La mujer que lo hace todo, sin esfuerzo, sin delegar.

Lo que supone la maternidad para la actriz

Pebélope Cruz y javier Bardem

Penélope Cruz cuenta con el apoyo de su marido, el también exitoso actor, Javier Bardem.

Después de haberlo pasado mal tras la presión de dar a luz a su primer hijo y seguir con su vida como si nada hubiera sucedido, decidió que la llegada de su segunda hija sería muy diferente. «Decidí que iba a estar tres días en el hospital. Estaba en la cama con el bebé y venían mi hijo y mi marido, que me ayudó mucho. Necesitas darte cuenta de que necesitas comer, dormir y darte una ducha».

La actriz confesó que la maternidad había cambiado su forma de ver la vida y le ayudó a valorar lo que es verdaderamente importante. Además, tomó una actitud mucho más selectiva a la hora de aceptar papeles para poder pasar tiempo con sus hijos. «Solía tener tanto miedo de lo que la gente podía pensar de mí, (…) que dedicaba mucha energía a cultivar la percepción que quería que se tuviera de mí. Pero cuando me convertí en madre, algo cambió dentro de mí y dejé de preocuparme por esas cosas».

Déjanos tus Comentarios