Penélope Cruz brilla en los Bafta en una noche con sabor español

Penélope Cruz, vestida de Armani Privé, en los premios BAFTA
Penélope Cruz, vestida de Armani Privé, en los premios BAFTA

Penélope Cruz No pisaba una alfombra roja desde noviembre de 2011 cuando acudió al Festival de Cine de Turín. Ahora ha vuelto tan espectacular como siempre para entregar el premio al mejor actor principal a Jean Dujardin, galardonado por su interpretación en The Artist. Ésta fue, sin duda, la película estrella de la noche, alzándolse con siete premios.

El francés Jean Dujardin logró imponerse a los todo poderosos Brad Pitt y George Clooney, nominados en la misma categoría  por Moneyball y Los descendientes.

La actriz acudió sola ya que su marido, Javier Bardem, está inmerso en el rodaje de Skyfall, la última película de James Bond, y prefirió quedarse en casa cuidando de Leo, hijo de ambos. Sola ante la alfombra roja, ella deslumbró como nadie gracias a un vestido de Armani Privé.

Otra española que se llevó gran parte de los flashes fue Elsa Pataky quien, radiante con un modelo pre mamá de paillettes, posó para los fotógrafos de los más acaramelada junto a su marido, Chris Hemsworth. Serán padres la próxima primavera y no pueden ser más felices.

Otra que tenía sobrados motivos para sonreir era Meryl Streep. La veterana intérprete se llevó el Bafta como mejor actriz por su forma de dar vida a Margaret Thatcher  en el film La dama de hierro. Para tan importante ocasión, apostó por un diseño negro de Vivienne Westwood.

Entre las más elegantes, Michelle Williams. Nominada como mejor actriz de reparto por su papel en Mi semana con Marilyn, soprendió con un diseño low cost de H&M creado especialmente para ella. No se llevó el Bafta pero se proclamó una de las más elegantes.

Era la noche de los premios más importantes del cine británico, pero no faltó el sabor español, no solo por  la presencia de Elsa y Penélope sino, también, gracias a Pedro Almodóvar. Su película La piel que habito consiguió el Bafta como mejor película extranjera. El manchego no pudo acudir a la gala pero envió una nota de agradecimiento. Se le echó de menos pero, al menos, tenía allí a su mayor musa para aplaudirle.

Déjanos tus Comentarios