Paz Padilla recupera la sonrisa con su hija Anna Ferrer

Paz Padilla vuelve a recuperar la normalidad en su vida después de perder a su madre a los 91 años. / Instagram: @paz_padilla.

Paz Padilla vuelve a recuperar la normalidad en su vida después de perder a su madre a los 91 años. / Instagram: @paz_padilla.

Paz Padilla vuelve a recuperar la normalidad en una fecha señalada para su familia. La presentadora ha aprovechado el buen tiempo de este febrero para celebrar el cumpleaños de su hija al aire libre. Anna Ferrer ha celebrado su 23 cumpleaños rodeada de amigos y familiares mientras disfrutaban de una gran calçotada en su casa.

La familia sigue reponiéndose del duro bache que supuso la muerte de la madre de la humorista a los 91 años de edad. Pero, en un día tan especial, con el cielo despejado y disfrutando del sol, una gran comida con la gente de tu entorno es la mejor forma de paliar el dolor. Y, es que, poco a poco la normalidad regresa a su día a día y ya se le ha podido volver a ver al frente de su trabajo en Sálvame.

Paz Padilla y su calçotada

La presentadora fue la encargada de cocinar la calçotada en el jardín de su casa. / Redes sociales.

La presentadora fue la encargada de cocinar la calçotada en el jardín de su casa. / Redes sociales.

Madrid está teniendo la suerte de un tiempo primaveral nada común en el mes de febrero. Por ello, Paz Padilla ha aprovechado el sol para montar una gran comida al aire libre por el cumpleaños de su hija Anna. La presentadora ha compartido diversas imágenes a través de las redes sociales en las que se le puede ver cómo es ella la que ponen a punto los calçots, esta planta típica catalana que se hace a la parrilla y se le acompaña de una salsa romescu.

Pero además, los invitados han podido gozar del buen humor de la anfitriona, que poco a poco se recupera del duro golpe de perder a su madre. No ha dudado, además, en mostrar sus dotes con el catalán en su cuenta de Instagram. Pero no solo comieron eso, sino que la fiesta continuó con una paella y por supuesto una gran tarta de cumpleaños donde Anna sopló las velas. En ese momento no se imaginaba que su cumpleaños se alargaría hasta la noche.

Fiesta sorpresa de disfraces

En la fiesta de disfrace, Anna pudo volver a soplar las velas en una gran tarta de cumpleaños. / Redes sociales.

En la fiesta de disfraces, Anna pudo volver a soplar las velas en una gran tarta de cumpleaños. / Redes sociales.

Con motivo de la celebración del carnaval, a Anna Ferrer le esperaba una gran sorpresa por parte de sus amigos. Tras un fantástico día al aire libre, su grupo hizo que la fiesta continuara en un local en el que todos estaban disfrazados. Allí se encontraba, cómo no, su madre Paz, que escogió un disfraz de vikinga. Mientras, Anna se decantó por ponerse en la piel de Sandy en su versión cañera de Grease. En un día tan especial, dejó en sus redes un texto reflexivo sobre su 23 cumpleaños y la felicidad que le da gente que tiene a su alrededor:

«He de decir que estoy muy orgullosa de la Anna que ha cumplido hoy 23 años, y es que me gusta mucho la persona en la que me he convertido. Pero si de algo estoy realmente orgullosa es de la gente increíble que tengo a mi alrededor. La noche de ayer no pudo ser más mágica. Mis caras lo dicen todo. Millones de gracias se quedan cortas… Soy la persona más afortunada del mundo».

Déjanos tus Comentarios