Patrick Swayze: de ídolo adolescente a la desgracia

Patrick Swayze: de ídolo adolescente a calvario de muerte

Dirty Dancing, protagonizada por una Patrick Swayze, es una película que ha marcado generaciones.

El actor Patrick Swayze murió en 2009 con 57 años, tras una ardua y dura lucha contra el cáncer. Hoy recordamos al actor porque, de haber ganado la batalla a la enfermedad, cumpliría 66 años. Han pasado nueve años de aquello, pero aún así su figura es una de las más recordadas del cine.

Patrick pasó de ser un ídolo de masas y un icono para las adolescentes a pasar los peores años de su vida. El gran éxito de su carrera llegó en 1987, cuando dio vida al personaje de Johnny Castle en Dirty Dancing. El drama romántico por excelencia de los años 80 (y casi los 90) que protagonizó junto a Jennifer Grey.

Patrick Swayze, ídolo adolescente 

Patrick Swayze: de ídolo adolescente a calvario de muerte

Gost es otra de las películas emblemáticas del actor.

Con su papel en Dirty Dancing se ganó la simpatía del público, al que en su momento conquistó. Este papel le colocó en lo más alto del mundo de Hollywood; y poco después le nombraron el hombre más sexy del mundo. Era todo un icono de jóvenes (y no tan jóvenes).

Pero, sin ninguna duda, se consolidó en la cima de la fama con Ghost. En la cinta da vida al fantasma del novio de la protagonista, del que ella sigue enamorada. Las escenas que compartió con Demi Moore son algunas de las más lacrimógenas de la historia del cine.

Los últimos momentos de vida

Patrick Swayze: de ídolo adolescente a calvario de muerte

La fama que consiguió con Dirty Dancing y Gost hizo que el actor sea eterno en la memoria de la historia del cine

La muerte del actor supuso una gran conmoción mundial. El cáncer de páncreas pudo con Patrick Swayze​, pero no con su recuerdo. Este sigue intacto en la memoria de la historia del cine. Pero a pesar de su éxito, no pudo vencer su enfermedad. El actor fue ingresado, días antes de su deceso, en un hospital de Los Ángeles. Fue diagnosticado de neumonía, una de las consecuencias directas de su enfermedad.

El actor fue diágnosticado de cáncer en 2008 y emprendió una dura batalla luchándo por sobrevivir. “Sí, estoy asustado, enfadado y me pregunto ¿por qué yo?”, aseguró el mismo en una entrevista. A pesar de todo, el actor se fue rodeado de todos sus seres queridos. Pero no pasó desapercibido. Con su marcha dejo un vacío en la historia del cine y en nuestros corazones.

Déjanos tus Comentarios