5 pasos para lucir una piel más joven

Cuidar de nuestra piel es básico para atrasar la aparición de signos de la edad.

Cuidar de nuestra piel es básico. Con ello conseguiremos atrasar la aparición de signos de la edad.

Entrada la treintena es imprescindible ayudar a la piel a repararse y regenerarse a diario. Aunque cada piel es un mundo, aproximadamente a partir de los 30 o 35 años los primeros signos de envejecimiento y de agotamiento empiezan a instalarse en el rostro de forma visible… pero no irreversible. Descubre cómo combatirlos.

1. Descansa

No escatimes en tiempo de descanso: tanto tu cuerpo como tu piel necesitan un mínimo de 7 horas de sueño para regenerarse y poner en marcha sus mecanismos de reparación.

2. Come bien

Una alimentación variada y equilibrada es fundamental para estar bien por dentro y por fuera. Que no te falten fruta, verdura, proteínas y cereales integrales.

3. Bebe agua

Mantener una correcta hidratación es imprescindible tanto para que el cuerpo funcione correctamente como para que la piel esté hidratada y jugosa. Mínimo 8 vasos/día.

4. Protégete

El sol y los radicales libres son los responsables en gran medida del envejecimiento de la piel. Mantenla protegida con un SFP de 30 durante todo el año y antioxidantes.

5. Cuidados diarios

Dale a tu piel lo que necesita en cada etapa de la vida para ayudarla a funcionar mejor y a mantenerse joven y bella durante más tiempo. A diario, día y noche.

Las zonas más castigadas por la edad

  • Entrecejo. Es una de las zonas donde antes empiezan a marcarse las líneas de expresión, aportando un aspecto enfadado.
  • Comisuras y contorno de labios. Debido al relajamiento de los tejidos, tienden a caer, marcando un gesto de amargura
  • Óvalo facial. Empieza a desdibujarse y a perder sus contornos.
  • Arrugas de expresión. Las que antes se instalan son las de la frente, que se muestran como surcos.
  • Patas de gallo. También precoces, envejecen y entristecen la mirada, dando un aspecto cansado.
  • Surcos nasogenianos o líneas de marioneta. Parten de la nariz bordeando los labios, y con la edad se van marcando más.

Déjanos tus Comentarios