Parchís, la historia tras los niños de las fichas de colores

parchís grupo musica

Los miembros de Parchís marcaron a un generación con sus canciones infantiles.

La vida de Yolanda, David, Tino, Gemma y Óscar dio un giro radical gracias a un anuncio que publicó la discográfica Belter a finales de los año 80 en los periódicos de nuestro país. «Oportunidad para niños de 8 a 12 años que canten bien y tengan buen sentido del ritmo para la formación de un conjunto infantil y grabar discos», decía el texto.

De ahí nació la formación original del grupo en la que los cinco pequeños representaban cada color del parchís más el blanco, que era el dado. Dando inicio a un fenómeno musical de masas que marcó un antes y un después en la historia. Ahora, más de cuarenta años después los miembros de Parchís han narrado cómo vivieron esa etapa de su vida.

La cara oculta de Parchís

parchís grupo musica

El documental habla de detalles de episodios muy duros de las giras del grupo. / Redes Sociales.

El salto de cinco niños del anonimato al éxito arrollador en numerosos países del mundo que tuvo sus consecuencias negativas. A través de un documental dirigido por Daniel Arasanz, que se encuentra disponible en Netflix, se narra la cara B del grupo. Así, se descubre como cuando los focos se apagaban no quedaba un mundo tan brillante como podía parecer.

El proyecto de Arasanz, con numerosas entrevistas de los protagonistas, revela que el descontrol y explotación que sufrieron estos niños que no habían alcanzado ni la adolescencia. «Hacíamos lo que nos daba la gana. Nadie nos vigilaba«, recuerdan las antiguas fichas de Parchís. Además de revelar cómo, entre otros episodios, las dos chicas del grupo tenían vigilancia constante por las peligrosas insinuaciones sexuales de muchos hombres adultos.

«Éramos una máquina de trabajar»

parchís grupo musica

Tino Fernández, Yolanda Ventura y Frank Díaz visitaron El Hormiguero hace unas semanas para repasar su paso por Parchís. /Redes Sociales.

«Hacíamos jornadas de 19 o 20 horas. Empezábamos a trabajar a las seis de la mañana y acabábamos a la una de la madrugada después de haber hecho un triple concierto. Éramos una máquina de trabajar, pero no había quejas porque nosotros disfrutábamos mucho. Solo uno podía llamar una vez al mes a nuestros padres, a cobro revertido, y ese padre se encargaba de hablar con el resto», confesaban en una entrevista reciente para la cadena Ser.

Más de 13 millones de euros en ganancias, 25 millones de discos vendidos, siete películas, conciertos en el Madison Square Garden de Nueva York tras los que la estrella se apagó. Las desavenencias en el grupo, por la marcha de algunos de sus miembros, y el enfrentamiento con la discográfica acabó con la disolución de Parchís en 1985. «Generaron mucho dinero, no sé quién se lo llevaba, ocurre mucho en este mundillo», destacan en el documental. Sin embargo, como ellos mismos también revelan en Netflix, sus vivencias les convirtieron en «en familia, para lo bueno y para lo malo».

Déjanos tus Comentarios